Esther Ponce Magazine

XANA

Xana , una historia real…

…Pero XANA era diferente a sus 3 hermanas, desde el día  que nació en la ría del Nalón mientras su madre lavaba,  ya estaba bendecida para presentir durante toda su vida el futuro y salvar vidas…

XANA cap. 14 .” La despedida de XANA “

El Coronel Ponce, así es como le gustaba que le llamaran y así constaría en su esquela,  decía que el grado de General, recordaba  a Franco y algunas personas demostrarían cierto rechazo. Don Emilio era tan buena persona  que no soportaría vivir sin su XANA. Él sabía que Doña Carmen Garcia Alonso, dejaría de respirar un día, sin sufrir, sin dolor, sin angustia, como una angula fuera del agua, y que él se marcharía antes que ella…su suegra Elvira  ya predijo que moriría de pena por su Carminina. 

Esther estaba en un  momento álgido de su carrera, el teléfono de casa no paraba de sonar, esta vez era de la oficina de Rafael Aguilar, coreógrafo del Ballet Nacional de España, que llevaba su propia compañía internacional  de danza española. Ofreciéndole un contrato de tres meses en París en categoría de primera bailarina. Compartiendo escenario con los primeros bailarines del Ballet Nacional de España, Aida Gomez y Joaquin Pedraja Cortés.

Esther pasaba meses fuera de casa de gira en gira. Pero encontró el momento para estar con su abuelito el Coronel.  Disfrutaban mucho de estar juntos y es cuando  Esther sacaba su lado mas masculino, le gustaba dar ordenes, la disciplina y el respeto. Admiraba con devoción  su uniforme verde militar  y miraba sus  medallas  una y otra vez. Pero cuando más feliz estaba, era en pijama en el salón partiendo nueces con un chatito de vino. Que en esta ocasión , Esther se tomó con él , quien brindó por su esposa XANA con la que se reuniría muy pronto y por la voz de Naranja , su hija Elvira que tantas alegrías le había dado, sobre todo el día que dio a luz a Sarah Esther.  El Coronel llenó de emociones inolvidables e insustituibles  a su nieta desde muy pequeñita. Le inculcó a ayudar a los más necesitados, a dar gracias y a valorar lo que Dios le había puesto en el camino. Un gran hombre que luchó por su país , maestro de la bondad y la humildad aún teniéndolo todo. Un marido enamorado y entregado a su familia… pero  sin duda, el lema que le enseñó  a la princesa de Kapurthala  ; — Paso corto, vista larga ¡ y mala leche! , lo llevaría por el mundo tatuado  en su corazón para el resto de su vida. 

Un 11 de Junio, el Coronel de infantería , Don Emilio Ponce Cañas, que ya veía a XANA casi sin aire, añorando desparecer en las profundidades del  agua de una  fuente asturiana , empezó a sentir cómo la pena se apoderaba  lentamente de él … y en el Hospital Militar de Valencia , falleció dulcemente abrazado a su Carminina. 

Ser secretaria de Radio Nacional de España  quitaba mucho tiempo a la tía Blanche,  pero todos la querían y la ayudaron y apoyaron en el peor momento de su vida cuando la detectaron cáncer de mama, el cual superó gracias a la quimioterapia y a su padre que la operó y mató al bicho.  En especial fue de gran ayuda su amante, un compañero de la Radio con el que vivió en secreto durante más de viente años, el amor más apasionado e intenso de su vida. Desde entonces la tía Blanche se tomaba las vacaciones más calmada y viajó a Madrid  con su hermano Carlitos, que estaba deseando ir al Corte Inglés con Esther a mirar carteras de piel. Carlitos necesitaba ayuda las veinticuatro horas debido al retraso mental agudo que padecía desde que nació.

 Elvira preparaba ya el viaje a valencia con Esther y se marchaban al día siguiente. Blanche se quedaría ayudando a Elvi sobre todo con la filipina. A XANA no le gustaba dejarla sola con Angel, ella seguía en sus trece de que no era de fiar. XANA tuvo la idea de enviar a Blanca a descansar en el chalet. Esther , que disfrutaba cada vez más de su faceta de periodista ,  entrevistó a la tía Blanche para saber el motivo que provocó a Doña Blanca tanto dolor con su segundo hijo. 

Era 1942, Doña Blanca tenía en casa a su médico particular, su marido el Dr.  Osvaldo Alvarez. Pero eso no impidió que ninguno de los dos , se dieran cuenta del hijo que esperaban. Doña Blanca tenía mucha fiebre  y vomito. El Dr . Alvarez, además de trabajar en el Hospital General de Valencia, con su colega el Dr. Barcia Goyanes, tenía su propia clínica en casa y un laboratorio donde analizó la sangre de su esposa. Estaba embarazada, pero lo más alarmante fue la anemia hemolítica  que indicaban el análisis. sufría la enfermedad del paludismo, causada por un parásito , Plasmodium, que se trasmite por la picadura de hembras infectadas del género del mosquito Anopheles. Era imprescindible frenar esa malaria o se moriría. Le dieron unas pastillas americanas ATP que afectaron al feto que no desarrolló bien una célula del cerebro. Se dieron cuenta que Carlitos no era normal porque no habló ni anduvo hasta los cinco años de edad. 

No era operable y la única solución para alargarle la vida era darle corrientes de  electroshock. Blanche decía que era horroroso verlo y que después de dos horas tenían que darle mucho dulce y pasteles y a Carlitos le encantaba, pero se le saltaban las lágrimas recordando a su madre sufrir. 

Carlitos empezó a ir a un colegio de niños subnormales aconsejado por unos amigos del Dr. dirigido por D. Alejandro López . Hasta que un día el niño empezó a tener un comportamiento   muy extraño en casa, se metía en el cuarto de baño y no salía en mucho tiempo. Osvaldo empezó a investigar a Alejandro y descubrió el colegio secreto que tenía en la Malva Rosa de Valencia con niños y niñas retrasados mentales, donde les obligaba  a tener relaciones entre ellos. Era un pervertido y un mal nacido.  Gracias al padre de Blanche, le cerraron el colegio y le metieron en la cárcel.  

El obispo de valencia y el arzobispo le dieron la primera comunión a Carlitos en su propia casa. Trajeron el crucifijo de la capilla del Palacete del Paseo del Cisne de Madrid , al que todavía iban de vez en cuando. Era muy alto, del S. XV , lo pusieron al lado del cuadro de la virgen del Socorro que presidía la habitación y que salvó a Carlitos de un ataque de acetona que tuvo a los trece años. No le daban ni seis meses de vida, pero Osvaldo pidió la mejor sangre y le hizo una transfusión de sangre aún en contra  de todos los médicos que aseguraban  que se moriría en el intento o que viviría como mucho diez años más. Vivió  hasta los setenta y cinco años. Fue socio de la Filarmónica de Valencia, le apasionaba la música y se sabía de memoria todas las partituras que cantaba con alegría y un gran sentido del humor. Vestía muy elegante tenia una gran sentido del humor y estaba enamorado de Elvira…Le decía a Angel que se fuera a la Plaza de la Reina a buscarse una novia porque Elvira era suya. 

Doña Blanca no sólo sufrió la enfermedad de su hijo , si no que gracias a su hija Blanche quien con tan sólo doce años se fue en autobús persiguiendo a su padre, averiguó que entraba en la casa de Margarita , la niñera de Carlitos. El Dr tuvo un hijo a escondidas con ella. Pero como no tenía trabajo el tribunal de menores se lo iba a quitar y llevarlo a un orfelinato. Fue la propia Doña Blanca,  un ejemplo de  bondad y elegancia, la que le aceptó en su propia casa para que se criara con sus hermanos y darle una familia. 

Esa tarde sería el último arroz con leche que tomarían las tres juntas…  Esther se acercó a su mamaíta  XANA y cogiéndole la mano con un amor desbordado, empezó a contar la increíble aventura en París con un magnate  de origen árabe  que se enamora locamente de ella después de verla bailar,  en las cuevas de una finca de cacería de una de las familias más prestigiosas de Madrid. 

Todo comienza en Madrid, 1991. Ángel le comenta a su hija Esther que Raphael el cantante busca una bailaora para la gira que está preparando de cuatro meses por Sudamerica y Miami. Viajaría con toda una orquesta de unos veinte músicos donde el Director musica Rafael Rabay, era amigo de Angel y eso les daba más tranquilidad a Angel y a Elvira . Esther cumpliría en unos meses los veintiún años por lo que en  Estados Unidos era todavía menor de edad.Tenía que saber cantar los coros de flamenco dentro del cuadro que lo formaban  Enrique Pantoja, su mujer, su cuñada, y un guitarrista flamenco, Pansequito. Que cuando no estaba  de gira, tocaba en fiestas privadas de gente influyente y famosa. Y también era director musical de la parte  flamenca del espectáculo de la más grande de España, la cantante Rocio Jurado. Raphael primero le hizo una prueba a Esther como cantante en directo, en Television española en el programa  del famoso presentador Jose Luis Moreno que se rodaba cada semana en San Sebastián.  El contrato decía que Esther diariamente tendría que bailar en los mejores programas de television de Telemundo y Univision, como final de la entrevista de promoción que realizarían al Divo los presentadores más influyentes del momento. 

Conocer Sudamerica y Miami , cantar y bailar ante veinticinco mil personas en una sola noche,  hoteles de cinco estrellas, shopping, glamour, cultura, viajes , contactos …era muy atractivo y perfecto para ascender en su carrera. Sin contar el enorme sueldo que se traería a casa para seguir financiando sus estudios.  Cuatro veces más de lo que sé ganaba en una compañía de danza. Pero los bailarines profesionales no veían ese tipo de contratos suficientemente importantes para una bailaora con la categoría que tenía ya Esther Ponce y cuando se lo contó  a varios maestros y directores , ninguno le dio la enhorabuena. En comparación con la difícil puesta en escena a la que Esther estaba acostumbrada, y la exigencia técnica, eso era como irse de vacaciones. Ademas tendría que rechazar ya que coincidían  las fechas, un contrato de tres meses para bailar flamenco puro,  de solista , en Tokio con su maestro Raúl . Casado con una japonesa, uno de los bailaores más importantes y solicitados de flamenco en Japón en esos momentos.  Raul nunca le perdonó a Esther que se fuera con Raphael. Raul estaba convencido de que hubiese conquistado Japón y de qué se hubiese hecho millonaria con su forma de enseñar. 

Esa sería su última gira. Al volver a Madrid, Raul falleció en la puerta de su casa en circunstancias lamentables. La gente comentaba que se le habían quedado las llaves dentro del chalet donde vivía con su mujer y sus dos hijos, que se habían quedado en Tokio. Cuando salió a las tres de la madrugada a comprar cocaína, a la que estaba enganchado. Al  no poder entrar, se puso tan nervioso intentando abrir una ventana del salón a la fuerza, que le dio un infarto y falleció en el acto…

Esther,  ni Elvira, ni XANA,  se podían ni imaginar el accidente de coche tan surrealista que sucedería en Puebla, México. Donde una vez más, la Virgen del Socorro salvó la vida, esta vez de cuatro artistas. Ocurrió justo una semana antes de terminar la gira y Raphael les despidió de la compañía teniendo  que volver a España antes de tiempo . Llegaron al aeropuerto de Barajas  Pansequito, el pianista, la bailarina de moderno y Esther , en sillas de ruedas y escayolados. 

Una anécdota increíble que te cuenta la misma Esther  (Ver anécdota del accidente). 

Pansequito que se había roto las costillas y ya se encontraba recuperado, ofreció a Esther bailar un solo de flamenco en una fiesta privada. Un entorno de cuento, en una bodega toda de piedra a la luz de la luna de una finca espectacular de la sierra de Madrid. Donde se hospedaban los invitados de una de las familias mas prestigiosas de Madrid que habían viajado desde diferentes países del mundo para cazar. Esther no le gustaba bailar en Pettit comité, ella necesitaba el espacio y el silencio de su propio camerino. Y la distancia con el público que no podía tocarla , ni hablarla. Pero Pansequito le convenció de que bailaría solo diez minutos  , de que  había hablado con el dueño y la invitarían a cenar en la mesa con los invitados, y no en la cocina con el servicio como normalmente ponían a los artistas. 

Esther Ponce pidió que no se comiera mientras ella bailaba. Ella sabía que tenía que enamorar a los invitados con su baile para que no hablaran e interrumpieran. Esa es la diferencia entre un escenario de un teatro, que pagan para callarse y un tablao , restaurante o casa particular que les tienes que callar con tu arte. Esther  Preguntó por el número de invitados que asistirían y pidió cinco veces más de lo que le ofrecía Pansqeuito, que como perro viejo, ya se llevaba su comisión. Pansequito le dijo que era imposible que le aceptaran ese presupuesto,  que ellos no entendían de flamenco y que ella no era famosa. Esther se acordó del consejo que le dio Alfredo Kraus, de que poder decir que no en esta profesión, era un lujo y estaba tan segura de lo que quería que le dijo al guitarrista que si el dueño no aceptaba lo que ella pedía , bailaría gratis; — ¡ Por su puesto que aceptó!, Elvira que escuchaba muy orgullosa interrumpió a Esther, mientras XANA le pedía a su nieta que continuara que estaba deseando saber el final… Uno de los invitados que vivía en Paris, se sentó al lado de Esther en la cena. Tenía los ojos azules como el mar, la piel bronceada y el pelo ondulado. De unos cuarenta años, que hablaba con su socio de la aerolínea de la que era dueño, y de los aviones que fletarían para traer a París a los invitados  a la exposición que ya preparaban sus cinco secretarias. 

El magnate Monsieur Olivier Dassault era además fotógrafo  y compositor y tenía un galería de Arte en el mejor barrio de París. Cuando terminó la importante conversación , se levantó de la silla levantando su copa; — Quiero hacer un brindis pour la danseuse la plus élégante et la plus belle que j’ai vue de ma vie¡ Por la bailarina mas bella y elegante que he visto en mi vida !. Esther no se lo esperaba , todos se levantaron y alzaron su copa mientras decían ; — ¡ por Esther Ponce! . Todos estaban encantados con la pincelada flamenca que escucharon después de un día largo de caza. Esther era diferente a otras bailaoras, siempre ponía el flamenco en un nivel alto y con elegancia. Dentro y fuera del escenario. Para que se respetara como otra disciplina de danza como el ballet. Parece que el flamenco suena más a fiesta y desmadre y las mujeres jóvenes y sobre todo guapas, son el punto de mira de los empresarios que sin piedad buscan su cuerpo  a cambio de éxito. Pero  Esther no tenía necesidad de venderse.

La cena se alargaba y el magnate le preguntó si conocía París. Esther entendía el francés pero no todavía no lo hablaba y cambió el idioma al Inglés ; — Lo bueno de esas cenas, es que por educación todos tienen que hablar el mismo idioma, le decía Esther a XANA con cara de traviesa, acordándose de como subió las famosas escaleras de Montmartre la última noche. Descalza y con el efecto del champagne francés que bebieron en el Moulin Rouge. Esther contestó que estaba preparando una gira de dos meses precisamente por París y que se hospedaría en un hotel justo en la famosa colina de ciento treinta metros de altura, Montmartre. Y qué  se inspiraría en el barrio de los pintores como lo hizo Picasso en su día… Olivier miraba a Esther con admiración y pasión y no quería que ese momento terminara. Invitó a los músicos a una botella del mejor champagne  para alargar la velada y que no se llevaran tan rápido de vuelta a Madrid a la bailarina. El chofer se encargaría de llevarles a la capital. Olivier se había dado cuenta enseguida de la enorme sensibilidad de Esther y lo romántica que era y pensaba que París le vendría como anillo al dedo.  El magnate, terminaba de publicar un libro con fotografías suyas distorsionadas de bailarinas de ballet y mientras le daba su tarjeta, le invitaba a su oficina de París para regalarle uno. Era la primera tarjeta de negocios que Esther recibía y encima era de PVC con una fotografía suya impresa; — Por lo menos, y por esa noche, las de cartón no le interesaban a la princesa,  interrumpía de nuevo Elvira a Esther.

Esther había quedado en llamar a Monsieur Dassault a a su llegada a París, pero no le hizo falta porque nada mas entrar en el encantador lobby del hotel ,  le esperaba un ramo de veintiuna rosas rojas , que ocupaba casi toda la mesa de la recepción. Toda la compañía incluida Esther, se pensaban que era de un admirador de la primera o el primer bailarín del Ballet Nacional de España. Y mientras esperaban las llaves de la habitación, descubrieron que el ramo era para Esther Ponce. Llevaba una nota que decía; Mañana por la noche iré al teatro a verte. Con admiración , Olivier. 

Cuando entró en la habitación, había una caja de bombones enorme con una breve historia sobre el traspaso del chocolate liquido al solido con la Reina Maria Antonieta como protagonista. La compañera de habitación empezó a mirarla con envidia y Esther tuvo que reprimir una vez más su alegría para que su compañera no sufriera tanto.

— ¡No es justo XANA! Yo no tengo la culpa de las cosas buenas que me pasan. XANA le calmaba diciéndole que era demasiado elegante para ser bailaora de flamenco. Le advirtió que en el mundo del espectáculo para triunfar sin envidias , tenías que ser mediocre, lesbiana o puta. Y que como ella no era ninguna de las tres, que disfrutara al máximo de los momentos donde era admirada por su arte, porque eso sería lo  que alimentaría su alma, ya que la fama tenía un precio y que ella era demasiado talentosa para pagarlo. 

El el escenario, Esther no conseguía quitarse de la cabeza al gitano. Su primo hermano era el primer bailarín y Esther tenía que bailar con él. Tenían la misma mirada y se parecían mucho. Esa noche entre los dos empezó a nacer un sentimiento más allá de la amistad. Esther siempre era la última en salir del camerino. No le gustaba ir a cenar con el maquillaje exagerado del teatro, pero tampoco con la cara lavada. Por lo que sé desmaquillaba y se volvía a maquillar, después se duchaba y hablaba con sus padres. En la puerta del camerino estaba Olivier con otro ramos de rosas esta vez blancas, sus preferidas. Estaba acompañado de un amigo suyo pintor que le pidió retratarla una tarde en su estudio.  Al llegar al hotel tenía una nota de Olivier en recepción, para quedar en recogerla su chofer al día siguiente después de comer y llevarla a su oficina para recoger el libro que le había regalado. 

Estaban todos comiendo en una mesa enorme para veinte personas, que ocupaba toda la cristalera del restaurante, cuando de repente todos ven pararse una limusina de película. Esther empezó a recapacitar y entendió que el cazador sabía no sólo el hotel donde se hospedaba, el teatro en el que actuaba, si no que también había averiguado dónde comía … El guitarrista que apreciaba mucho a Esther era del sur de España y tenía mucha gracia, pero de repente se puso serio y muy flamenco,  al ver tanto poderío delante de una niña de veintiún años que estaba empezando a vivir. Toda la compañía se quedó pendiente de la reacción de Esther. Primero las rosas, después el pintor que la llevaría al estudio durante horas para hacerle un retrato y por lo visto era muy conocido en París. Y ahora la limusina que llevaba esperando cuarenta minutos. La envidia de las demás especialmente de las “ más importantes” invadía el espacio que se ponía cada vez más tenso. 

El primer bailarín Joaquin Pedraja Cortés , que estaba sentado al lado de Esther y que seguían tonteando en el escenario y fuera de él, y que ademas tenía una fuerte inquietud por llegar a ser famoso por encima de todo, retiró su pelo largo con las manos de un cristo, super parecidas a las de su primo hermano el gitano y acercando su boca a la boca de Esther con mucha sensualidad, le advirtió que si no se subía en la limusina , se subiría él. 

El hechizo le perseguía hasta París, pero fue tan descarado y tan surrealista para Esther la reacción de su amor platónico, que se levantó como una estrella y con sólo la mirada  convirtió al cantaor en su guardaespaldas, la compañera de habitación que cada vez estaba más encantada de serlo, pagaría su cuenta, y  atravesando  la alfombra roja imaginaria con la espalda muy recta y la cabeza muy alta como cuando llevaba el canasto en Asturias con XANA , y sin mirar atrás , se metió en el túnel de lo desconocido.

 Olivier realmente fascinado con la pasión de la bailarina, hubiese tenido la limusina a disposición de Esther el tiempo necesario. 

La limusina entró en el garaje del edificio, el chofer le abrió la puerta a Esther y le acompañó hasta el ascensor, apretó el último piso con un guante blanco y le informó que la esperaría allí para llevarla de vuelta al hotel. 

El ascensor se abrió y allí estaba de frente la Torre Eiffel que se metía en la habitación . Era una suite en la lujosa Avenue Montaigne , la cama a la derecha, inmensa y digna de un rey y qué Esther pasó rápido y de largo por si acaso. Olivier estaba sentado esperando en el salón de su casa con el libro de ballet de regalo en la mano. La oficina y el estudio estaban dos pisos más abajo, pero lo acuciante era que en el primero vivía su últimos días la actriz favorita de Esther , Marlene Dietrich. Parecía un sueño , Esther elegía su fotografía preferida, un avión de los años treinta  que les llevaría a recorrer el mundo ; Je veux voler! ¡Quiero volar ! Gritaba Esther con los brazos abiertos por el balcón desafiando a la obra de arte del arquitecto Stéphen Sauvestre. Estuvieron horas riéndose recordando cómo se conocieron en Madrid. El chef les hizo el  foie de oca más exclusivo del mundo y … — ¡ llegue al teatro justo para la función ! . De cualquier cosa serías capaz con tal de que me olvide del gitano ¿ verdad  XANA ? dijo Esther. Tu ya sabías el final mamaíta, ¿ a que sí ? ¡ Te quiero ! . Esther la miraba y veía a Mamaíta con su especie de lunar en medio de la frente, como un personaje fascinante y mágico de Disney.  Llena de historias y sabia como la vida misma. Una asturiana de pura cepa, mujerona que vivió intensamente, que salvó vidas ¡ y las que salvaría desde el cielo! .

Todas las XANAS unidas por el mar Cantábrico que mece Asturias. Maria representaba la antigüedad, la cercanía a la historia verdadera , a las raíces de una familia de mujeres fuertes y luchadoras. Benjamina rodeada siempre de peces que le traían los mensajes de la vida. Elvira era buena como su padre y desprendía dulzura y nobleza. Carmen tenía el poder del agua en sus manos que atraía a la belleza, al amor y a la fe.—En los duros momentos pensad que Dios aprieta pero no ahoga, les dijo XANA.  Me voy pero no para siempre. Voy a reunirme con mi bisabuela María, con mi abuela Benjamina y  con mi madre Elvira. La noche de San Juan buscarnos en el océano, nuestro rostro lo dibujarán las olas y  os seguiremos protegiendo junto con la ayuda de Dios en la alegría y en la tristeza. Y Elvira hija mía ¡ no te fíes de la filipina! te intentará engañar con tu marido , pero yo te ayudaré desde el cielo y tu lo evitarás. Esther rápidamente reaccionó y con un nudo en la garganta de los que te bloquea el habla y tiemblas de tristeza e incertidumbre,  le dijo que se fuera tranquila al cielo que ella no lo permitiría jamás. XANA sonrió y sé quedo relajada y tranquila, como la angula asturiana fuera del agua que  se mueve mucho y va perdiendo intensidad …

Pero no tenía tiempo que perder y empezó a recordarle a Elvira y a Esther, cual sería su misión el día que ella dejase de respirar; — Recuerda siempre que tu hija Esther esta hechizada y así la podrás entender mejor. Todavía os quedan muchos años por sufrir. A vuestra vuelta a Madrid Esther vivirá el momento más crucial de su  vida , el destino le pondrá de nuevo al gitano en sus venas . A los ocho años el hechizo desparecerá y Esther volverá a sus raíces y a su naturaleza  y Angel y tú también.

— Te quedarás embarazada y lo perderás, le narraba XANA  a Esther…Esa será la señal que yo te enviaré para salvarte. A partir de ese momento tendrás  que empezar a huir a un lejano país y el hijo de él te ayudará , si no lo haces, morirás.  Yo os protegeré, me manifestaré a través del agua y la luz…

Un seis de Marzo de 1992 , la Ilustrísima Señora Dª Carmen Garcia Alonso, XANA, desde el Hospital Militar de Valencia,  se marchaba de este mundo…pero no para siempre. 

Un novenario de misas se celebraron por tan sensible pérdida, nueve días rezando por una gran mujer. 

No te pierdas la segunda temporada 

“EL HECHIZO“

La Virgen del Carmen, Estrella del Mar, patrona de los marineros ….

XANA…Un hecho real

El Coronel Ponce llevando a su voz de Naranja al altar…

El Pez Oro de D. Julio Prieto Nespereira. Medalla de Oro a las Bellas Artes.

Esther Ponce's experimental Flamenco is ready for the Valencian Director of Tourism to meet

It is very gratifying to have an idea like the experimental Flamenco in Valencia, carry it out and have managed to attract more than 20 foreign clients to Valencia in a short time and without marketing, who have passed through the Flamenco Art Center, and who have not only They learned a lot if not they have returned to their country with a better concept of Valencia.

His experience and approach to flamenco led by Esther Ponce will make you return without hesitation to the city of Turia.

Esther Ponce not only surrounds them with her passion and charisma from the first moment, her professionalism and a very long journey through different countries of the world where she has lived for long periods, she makes them fall in love.

You just have to read the dedications of all the foreigners who write in their precious notebook created for them and that are already adding more and more.

“They also buy semi-professional shoes and a skirt to study with me.” That’s already the best! –
~ Esther Ponce

 The foreigner is used to teaching flamenco very quickly and without discipline, anything goes, any shoe, any skirt, hanging out even parodying and even ridiculing flamenco.

With me if they want to study two private hours which is the minimum, they are given the option of buying or renting the shoes and none of them have thought twice about it to this day.
 
“Being a polyglot, doors just open up to me” –
~ Esther Ponce
 
Definitely the Experimental Flamenco of Esther Ponce has an Angel!

From England, without a doubt the most special Experimental Flamenco we have had at the Flamenco Art Center in these two and a half years.

The Esther Ponce Stylized Flamenco Art Center has been open for two and a half years. El Ángel Every August 28, for Esther’s birthday, a new foreign student gives her a gift and the flamenco toast intensifies.

«The students do not want to miss the opportunity to study with me. When they start to study my technique they are hooked at the first second. Those who play sports and take care of themselves immediately identify with my stretching and feel safer for the rest of the class and those who don’t appreciate it and will surely start practicing it and taking care of themselves forever »
~ Esther Ponce

This year Esther thought that her Angel would be very busy due to the current pandemic situation and also that it would be a coincidence that another year happened.

But to Esther’s surprise it was like that and without doubt the most special flamenco toast for England.

“Discipline is my hallmark and not even the Covid has stopped us” “I have never doubted it and I will only teach classes with a mask”
~ Esther Ponce

After the experience of teaching classes with a mask? A private flamenco class for two hours without stopping, does Esther remember that when she and the student went out into the street they breathed for two seconds as if there were no tomorrow?According to Esther’s recent experience, with the mask you cannot see the total expression of the student, but the eyes also speak and flamenco is also expressed with the body.

With all the safety measures, the student disinfected her shoes, put hydroalcoholic gel on her hands, a temperature control was performed with a non-contact forehead thermometer and the student did not remove her mask during the two hours, only in the changing room that she only used to drink water. 

“Now I can present my Experimental Flamenco to the director of Tourism of Valencia and let him roll with the little ham :)”
 
~ Esther Ponce