Esther Ponce Magazine

XANA

Xana , una historia real…

…Pero XANA era diferente a sus 3 hermanas, desde el día  que nació en la ría del Nalón mientras su madre lavaba,  ya estaba bendecida para presentir durante toda su vida el futuro y salvar vidas…

 “ A la vuelta de Italia, todos viajan a Valencia , XANA esta malita…”  

XANA estaba malita, todo lo que le preguntabas o le pedías te contestaba ; —ahora no puedo que estoy malita. Para ella estar malita era estar fuera de Asturias, de tantos recuerdos de su niñez. Con dieciséis años se casó , tuvo un bebé y perdió a XANA, Doña Elvira,  su madre. Y a San Juan de La arena quería volver. El dicho ya vivía en los pequeños rincones donde olía a mar, a peces, a amaneceres y atardeceres  llenos de historia y leyenda; …Hay dos cosas en la Arena, que no te puedes perder, la belleza de Carmina y la Pipa “ del Leré “. El Leré era un nombre muy flamenco, muchas letras de cantes flamencos empiezan con lere, lere…pero aunque XANA venía de una familia asturiana que no tenía nada que ver ni siquiera con Andalucia, decía que su nieta Esther, le había dado sentido al nombre. 

XANA no paraba de repetir que estar fuera de Asturias era cómo tener a un pez fuera del agua. Tenía tanta personalidad,  que cuando les destinaron a Valencia, en muy poco tiempo, consiguió llevar a toda su familia a su lado. Y marcharse a Asturias para estar sola con su maridito, no tenía sentido. Valencia era la tierra donde diría adiós a la vida, para viajar  a la vida eterna, que era en lo que ella creía. 

Los abuelitos cuando se hacen viejecitos, vuelven a ser como niños y XANA y el Coronel eran adorables. 

Toda esta situación llamó  mucho la atención de  Elvira quien empezó a preparar un viaje de toda la familia a Valencia para visitar a los abuelitos. No iba a ser fácil reunir a todos y podrían tardar incluso meses, pero Esther tenía que estar allí y escuchar lo que XANA tenia qué decirle. 

Elvira no sabía  cuánto tiempo puede respirar un pez fuera del agua y era importante estar las tresjuntas. 

Había llegado el momento de recordar lo predicho por su abuela ; — Será un capricho de la mitología, las hijas heredarán los poderes y el nombre de XANA, sólo cuando su madre fallezca…

Esther volvió de Macerata hablando italiano. Se había encaprichado de un actor italiano diez años mayor que ella. Por supuesto con los ojos azules y se pasaban los días libres  enteros en la playa y sin parar de hablar.  Esther era curiosa y le gustaba aprender siempre cosas nuevas y con sus preguntas , parecía que te estaba haciendo una entrevista. Y a la gente le gustaba la energía de Esther y le daban sus mejores respuestas. 

Lo que más le llamó la atención de Italia, fue que las mujeres no se depilaran la axila y que lucieran encantadas su pequeño bosque cada vez que levantaban el brazo; — Espero que las bailarinas italianas , por respeto al público que se merece una estética limpia y agradable a la vista,  ¡se depilen! Le dijo Esther al director de la compañía en el avión de vuelta a España, después de tres meses muy intensos. 

Esther volvía a casa triunfadora y con varias lecciones aprendidas.  En las compañías de danza española, se viajaba con músicos flamencos y siempre había alguno de edad avanzada y es cuando los maestros antiguos  enseñaban  sus tradiciones a los jóvenes. y lo mejor de todo, a reírse y a disfrutar de la vida , de los viajes , de la buena comida, del escenario y del agradecido público.   En esas giras sí que espabilas y aprendías rápido. 

En la cena de bienvenida que preparó Elvira, Esther se quejaba de que cuando salía toda la compañía a cenar después de la actuación, ella sólo tenía ganas de un yogur y una manzana y que a la hora de pagar lo dividían entre todos. Los primeros días pagó sin quejarse, porque hablar de dinero no era elegante, como decía  XANA. Pero con esa cantidad de dinero diaria que pagaba de más por las cervezas, racciones, bocadilos, tapas, pizzas , helados , chupitos, copas y más copas y que  ella ni probaba, podía comprar faldas en el mercadillo de italia  y venderlas en España. 

Un poco antes de terminar el contrato, como todos los Domingos , mientras  la compañía se iba a pasar el día recorriendo playas preciosas,  Esther se llevó a su actor de shopping. El italiano estaba enamorado de Esther y hacia encantado todo lo que ella le pedía.   Era un amor de verano.  Para ella  era perfecto y así  poder olvidar al gitano, y para él, una apasionada experiencia que nunca olvidaría . 

Esther compró  en el mercadillo por muy poco dinero veinte faldas lápiz de terciopelo, de talle alto y de unos colores  preciosos , con una cintura ancha de seda que la convertía en la falda perfecta , elegante y muy cómoda. Las envolvió en papel de seda, lazo dorado y bolsa de cartón pintada a mano con flores silvestres . Preparó un pequeño cocktail para las amigas de su madre. Elvira no sabía nada, era una sorpresa.  Esther hizo de  modelo en el salón donde se sirvió el champagne. Y esperó a que las botellas estuvieran vacías para bajar de su cuarto con la falda que eligió de color lila, que combinó con una  blusa de seda de color beige. Las amigas de Elvira se quedaron fascinadas con la falda y todas se la compraron. Triunfó el color lila y el negro. Cada falda le costó cinco liras, las adornó y las vendió diez veces más caras. Elvira inmediatamente se dio cuenta de la facilidad que tenía Esther para los negocios. Decía que era buena comerciante como las fenicias, y  además un torbellino de colores.

El dinero que recolectó,  sería para pagar dos años de curso de clases de arte dramático con el Director  Estadounidense William Leyton. Medalla de Oro a las Bellas Artes. Ese sería el último curso que el maestro impartiría . Layton se quitó la vida tres años más tarde porque no se quería ver viejo e incapacitado.

 Cuando Esther se enteró de que era sordo, se quedó  alucinada porque no se notaba  en absoluto. Sus manos grandes dando explicaciones y su pelo medianamente largo y blanco, le hacían muy interesante y Esther puso mucho más interés al método de Stanislavski, en el que no se podía sobreactuar. Preguntar él ¿porque?  a todo, hasta concretar y sin hablar y solo con la mirada , interpretar. El mismo método que enseñaban en el HB studio de New York City donde salieron estrellas del cine como Paul Newman , James Dean, Marilyn Monroe, Robert DeNiro, Al Pacino, Dustin Hoffman. Esther no se podía ni imaginar que unos años después,  llegaría  a estudiar allí mismo , en el “ Actors Studio “ de Nueva York. Era carísimo y si no hablabas perfectamente inglés no podías matricularte, y Esther todavía no tenía fluidez suficiente para interpretar en Inglés . Pero como era tan buena actriz y el método era más de transmitir que de hablar, le dejaron estudiar cómo oyente. 

La audición tendría lugar un año mas tarde en Madrid. Entre miles de aspirantes  que venían de toda España y parte del extranjero. Solo cuarenta alumnos serían  seleccionados para poder estudiar la carrera de actriz que Esther siempre soñó. En la calle Montera de Madrid, justo en frente del teatro Calderon  situado en la famosa calle de Atocha. Dónde conocería a personas muy interesantes. 

Aunque la envidia seguía persiguiendo a Esther,  ella nunca se rendía . Ademas de actuar bien, usaba sus recursos y en las pruebas bailaba y cantaba. Era una excelente imitadora y también lo utilizó. Esta claro que Esther nació actriz y artista  como su madre Elvira. 

Como no, le gustaba uno de los alumnos , el actor Daniel Guzman , que salía con una de las hijas gemelas de su musa, la bailaora sevillana Manuela Vargas. La niña era modelo y le sacaba a Daniel dos cabezas de altura.  Esther era más de su estatura, pero Daniel tenía novia. 

Se tuvo que conformar con interpretar con él la famosa escena de Blanche DuBois y Stanley Kowalski de la obra de teatro  de Tennessee Williams,  Un tranvía llamado Deseo,  que llevaron a la gran pantalla los actores Vivien Leigh y Marlon Brando. 

Nada mas regresar a España, Esther reanudó sus clases de flamenco. Al la salida se fue al bar como siempre a tomar su coca cola y vio un ambiente muy diferente y tenso. Ese día la barra estaba llena de artistas gitanos, entre ellos un cantaor muy joven que ya daba mucho que hablar entre la profesión, se llamaba Diego el Cigala y no paraba de mirar a Esther y de echarle piropos . También estaban los maestros de Esther, el Güito y Manolete y un cantaor muy reconocido, Rafael Fajardo, que estaba casado con una señora de la alta sociedad de Jerez, Pilar Pérez de Guzmán, y que gritaba muy enfadado dirigiéndose al sótano que es donde estaban los baños ; 

—¡ Antonio! ¡ Hay te vas a quedar encerrado todo el día y toda la noche llorando como una nenaza!, luego se acercaba el Güito gritándole ; A ver si te atreves a volver a venir al bar vestido lleno de mierda, con zapatillas rotas de ir por casa y encima diciendo que eres gitano, ¡ Pero sí eres pallo como un olivo!. ¿Tú no ves como vestimos nosotros?, la camisa bien planchada, zapatos de suela de cuero, bufandas de cachemira , y oliendo a gloria bendita. El cigala gritaba también mientras se marchaba sin pagar del bar ; — ¡ Maricon! …  cuando de repente entró en el bar el padre del gitano que Esther todavía no había conocido, pero que eran físicamente  como dos gotas de agua.  Un anticuario Cordobés bajito y con muy mala leche.  Esther se quedó más blanca de lo que ya era y sin respiración. Pensó que se había enterado de lo sucedido con su hijo y qué venia a por ella. 

Pero venía a asegurase que el bailarín que él mismo había  encerrado en el cuarto de baño, seguía allí. Ese bailarín trabajaba en el Ballet Nacional de España con su hijo y se llamaba Antonio Canales. La gente hablaba de lo sucedido…  Un día estaba toda la compañía comiendo y Antonio Canales empezó a meterse con los gitanos pensando que el gitano no le escuchaba ya que estaba en el otro lado de la mesa. Pero al oírlo, se levantó muy enfadado y le tiro un plato que voló sin puntería dándole a la pared, con la mala suerte que uno de los trozos rebotó en su propia cara. Ocasionándole una herida muy profunda  cerca del ojo. Por eso el anticuario esperó a ver al Canales en el bar y le encerró para que nunca más volviera a meterse con su hijo ni a mentir diciendo que era gitano, sin serlo, y vistiendo como un vagabundo. 

Ya se marchaba del bar cuando se le acercó Rafael Fajardo, ofreciéndole colaborar en un video de baile, con los artistas más reconocidos del panorama flamenco del momento. Pero la alegría le duro poco a Esther, porque ya fuera del bar , el tío Josele , un gitano con mucho arte,  padre de un joven  cantante y guitarrista , Ray Heredia,  que estaba revolucionando el pop flamenco . Fue el encargado de decirle que él gitano había vuelto con su mujer y que iban a tener un hijo.  Esther recibió la noticia como una traición muy dolorosa. pero al mismo tiempo con alivio, porque era lo que pondría punto y final a su historia de amor y nadie sufría más. 

Debía seguir con su carrera que subía como la espuma y eso le ayudaría a olvidar. 

Pero el hechizo no había terminado. Sólo XANA sería la encargada de predecir el final.

Esther seguía enamorándose de todo lo que le hacia sentirse bien. Se había “enamorado” de su profesor de Clásico Español, Paco Romero, el mismo que alertó a Elvira de la relación de su hija con un gitano. Su pareja era Ricardo el gerente del Ballet Nacional de España. Pero a Esther no le importaba su condición sexual ni que fuera treinta años mayor que ella. Además Esther atraía mucho a los gays y siempre estaban juntos, eran menos envidiosos que las chicas. 

 Paco, después de las clases se quedaba en el mismo estudio a ensayar con su compañía “ El Ballet de España de Paco Romero” El amor Brujo del compositor Manuel de Falla.  

XANA presintió un cambio muy importante en la carrera de su nieta  y fue quién le aconsejó que le pidiera a Paco que le dejara  quedarse a ver los ensayos. Que fuera lista  le dijo,  que tenía que estar preparada porque una gran oportunidad se acercaba. 

La compañía debutaba en Segovia. La primera bailarina que interpretaba el personaje protagonista de  Candela, estaba saliendo con el guitarrista de la compañía. Era el último día de ensayo antes del debut y  ni la primera bailarina ni el guitarrista aparecieron por allí. Sin decir nada , se habían  escapado a New York City , huyendo de los rumores de la gente. Paco Romero estaba en shock, le había destrozado el estreno. Era impensable que le dejaran así de esa manera y sin tiempo para encontrar una substituta que se aprendiera las siete coreografías que interpretaba Candela . Paco estaba totalmente hundido, con él estaban los veinticinco componentes de la compañía y su equipo técnico de cinco personas a las que dio la orden de cancelar el estreno.  Pero Esther que estaba allí esperando como cada día a que empezara el ensayo, se puso en medio del estudio y se atrevió a decir en voz alta; —¡ Yo puedo hacerlo !. Me sé todas las coreografías de Candela y estoy lista para empezar el ensayo. Paco se quedó mirándola como si hubiera visto a la Virgen María. Si eso era verdad y lo hacia bien, estaban salvados. Esther interpretó el papel de Candela, como si lo hubiera estado bailando toda la vida. Ante la atenta mirada de todos que solo iban criticarla y que no se podían creer lo que estaban viendo. 

El ensayo fue todo un éxito , mejoró en todos los sentidos a la bailarina desaparecida. Qué se llamaba Sole. Sole era muy poco agraciada tenía una frente muy grande y cuadrada. A Esther se le veía guapísima . El pelo de Sole era muy fino y demasiado corto,  sin embargo Esther tenía mucho pelo,  largo y rizado. Sole  no tenía curvas, ni cintura, ni pecho. El cuerpo de Esther era pura armonía, estilizado , elegante, con poca cintura y curvas muy femeninas .  El vestuario parecía otro en el cuerpo de Esther. El camisón de seda blanco que llevaba en el “paso a dos” de la Danza del Amor, que interpretaba con Paco Romero qué hacía el papel de Carmelo, parecía otro distinto. Una vez más le tocaría a Esther interpretar el papel de novia.  Aunque ya tenía diez y nueve años, seguía teniendo cara de muy niña y para qué Paco Romero que ya tenía el pelo lleno de canas , no pareciera su padre en vez de su marido, tuvieron que teñir el pelo de Esther de oscuro para parecer mayor y teñir las canas de Paco. 

Esther se quedó en la compañía oficialmente como primera bailarina. Paco le puso el nombre artístico en los programas de mano con su segundo apellido. Había nacido Esther Ponce. A su padre Angel no le hizo mucha gracia que le quitara su apellido, pero entendía que Ponce sonaba más artístico y más torero. 

Cuando Sole regreso a España, tuvo que cumplir el contrato que había firmado anteriormente con la compañía de Paco, para la grabación en Televisión española del Amor Brujo con una productora norteamericana. Junto a la grande de España, la cantante Rocio Jurado y la famosa pianista internacional Alicia  de Larrocha. 

Paco le ofreció participar a Esther Ponce en la Danza del fuego junto con tres bailarinas más y Esther aceptó porque aunque no bailaría sola, pagaban mucho dinero y Nueva York era su próximo destino. 

Una vez más , la historia se repite y el director del documental cuando vio la cara de Sole en primer plano, se echo las manos a la cabeza diciendo ; — ¡ Oh my God , Corten!  paró el ensayo y le pidió a Paco reunir a sus bailarinas para elegir a la que interpretaría el papel de Candela . El director tenía como referencia la fisonomía y el pelo de la actriz y bailarina Laura del Sol, que se había hecho famosa con la película de Carlos Saura, “ Carmen “ junto al gran bailarín y actor, Antonio Gades. 

Esther tenía el pelo igual que ella, la misma frente y el perfil de cara muy parecido. La eligieron y enamoró a los americanos, a la cámara y a todo el equipo. 

Don Julio Prieto tenía ya noventa y cinco años. Ese fin de semana fue diferente a todos, Don Julio se despidió  de Elvira, a la que adoraba y con la que vivió momentos que se llevaría con él dentro de su alma. Don Julio decía que Elvira era fuente de inspiración . Con Esther se pasó planeando el día entero la vida e historia que contarían en el futuro los grabados que le había ido regalando a la largo de su vida  ; —Nunca te olvides neniña que los grabados de tu colección son cronológicos , le dijo Don Julio a Esther. Los dos compartían la pasión por la técnica y las lineas. Pero lo que mas les unía, era el mundo submarino. Los peces, Galicia, el océano, Asturias…

Esther, que ya se atrevía a predecir el futuro,  le confesó su deseo de que no sabía cuándo, ni dónde , pero que algún día la exposición “Estados de Alma “ vería de nuevo la luz. Que la danza adornaría sus grabados y que XANA desde el cielo , sería la Directora… 

Después de la cena tan exquisita que siempre organizaba Esther Gloria ,  todos miraban la foto de cuando El Rey de España Don Juan Carlos de Borbón y Borbón, le hace entrega del Diploma y la Medalla del centenario del Circulo de Bellas Artes del que era Vicepresidente. El Rey, llevaba la mano escayolada con la que saludó a D. Julio y eso les hacía gracia recordarlo.  El rey mira a los ojos de D. Julio con una gran admiración y orgullo de ser español como el artista, y D. Julio, con sus inseparables gafas oscuras mirando hacia abajo enfocado en la mano vendada del rey. 

Prieto era elegante, educado, sensible, atractivo, muy buena persona, generoso y un largo etcétera de agradecimientos hacia su entrega como padrino, amigo, maestro. Vivió intensamente enamorado , sufrió la perdida de su mujer y se quedó con un bebé , su única hija, con la que siempre vivió y la que nunca le abandonó. 

Un cinco de Agosto del 1991, el Excelentísimo señor, D. Julio Prieto Nespereira, Hijo Predilecto de Ourense, se marchaba para no volver. Esther estuvo afectada durante mucho tiempo. Pero siempre convertía su duelo en coreografías y eso le ayudaba. D. Julio le apuntó a clases con el coreógrafo Victor Ullate y gracias a su padrino, comenzó a bailar…

“El grabado de Julio Prieto está lleno de voces y latidos, pone el alma en sus estampas. Morriña y ensueño, agua con luz, aire movido, paisajes con respiración, casonas detrás de cuyos muros golpea el oleaje de la vida interior, a veces río limpio y a veces mar brava.” ~ ( Juana de Ibarbourou, Montevideo, 1947).

¡ No te pierdas el final !  Cap. 14

 “  …Pero XANA era diferente a sus 3 hermanas, desde el día  que nació en la ría del Nalón mientras su madre lavaba,  ya estaba bendecida para presentir durante toda su vida el futuro y salvar vidas… ”  
Esther Ponce's experimental Flamenco is ready for the Valencian Director of Tourism to meet

It is very gratifying to have an idea like the experimental Flamenco in Valencia, carry it out and have managed to attract more than 20 foreign clients to Valencia in a short time and without marketing, who have passed through the Flamenco Art Center, and who have not only They learned a lot if not they have returned to their country with a better concept of Valencia.

His experience and approach to flamenco led by Esther Ponce will make you return without hesitation to the city of Turia.

Esther Ponce not only surrounds them with her passion and charisma from the first moment, her professionalism and a very long journey through different countries of the world where she has lived for long periods, she makes them fall in love.

You just have to read the dedications of all the foreigners who write in their precious notebook created for them and that are already adding more and more.

“They also buy semi-professional shoes and a skirt to study with me.” That’s already the best! –
~ Esther Ponce

 The foreigner is used to teaching flamenco very quickly and without discipline, anything goes, any shoe, any skirt, hanging out even parodying and even ridiculing flamenco.

With me if they want to study two private hours which is the minimum, they are given the option of buying or renting the shoes and none of them have thought twice about it to this day.
 
“Being a polyglot, doors just open up to me” –
~ Esther Ponce
 
Definitely the Experimental Flamenco of Esther Ponce has an Angel!

From England, without a doubt the most special Experimental Flamenco we have had at the Flamenco Art Center in these two and a half years.

The Esther Ponce Stylized Flamenco Art Center has been open for two and a half years. El Ángel Every August 28, for Esther’s birthday, a new foreign student gives her a gift and the flamenco toast intensifies.

«The students do not want to miss the opportunity to study with me. When they start to study my technique they are hooked at the first second. Those who play sports and take care of themselves immediately identify with my stretching and feel safer for the rest of the class and those who don’t appreciate it and will surely start practicing it and taking care of themselves forever »
~ Esther Ponce

This year Esther thought that her Angel would be very busy due to the current pandemic situation and also that it would be a coincidence that another year happened.

But to Esther’s surprise it was like that and without doubt the most special flamenco toast for England.

“Discipline is my hallmark and not even the Covid has stopped us” “I have never doubted it and I will only teach classes with a mask”
~ Esther Ponce

After the experience of teaching classes with a mask? A private flamenco class for two hours without stopping, does Esther remember that when she and the student went out into the street they breathed for two seconds as if there were no tomorrow?According to Esther’s recent experience, with the mask you cannot see the total expression of the student, but the eyes also speak and flamenco is also expressed with the body.

With all the safety measures, the student disinfected her shoes, put hydroalcoholic gel on her hands, a temperature control was performed with a non-contact forehead thermometer and the student did not remove her mask during the two hours, only in the changing room that she only used to drink water. 

“Now I can present my Experimental Flamenco to the director of Tourism of Valencia and let him roll with the little ham :)”
 
~ Esther Ponce