Esther Ponce Magazine

XANA

Xana , una historia real…

…Pero XANA era diferente a sus 3 hermanas, desde el día  que nació en la ría del Nalón mientras su madre lavaba,  ya estaba bendecida para presentir durante toda su vida el futuro y salvar vidas…

“El Hechizo II” 

XANA se había convertido en una abuelita de cuento. Como ya predijo su madre, la primera XANA,  el número 8 , sería muy importante en los acontecimientos que le pasarían a su biznieta Esther a lo largo de su vida. 

Era Domingo 28 del 08 del 1988 y Esther cumplía 18. El lunes era el día de descanso de la compañía y era perfecto para celebrar la mayoría de edad. Todos querían estar con Esther en una día tan importante, pero Angel y Elvira empezaban a trabajar en Madrid y tenían solo un día , para dejar a XANA y al General en Valencia instalados y preparar la vuelta al colegio de su hijo pequeño. 

Las flores que llegaron al camerino del teatro estremecieron a Esther.  ¡El ramo era precioso! Como no,  fue la tía Blanca, junto con el exquisito gusto de su madrina Esther Gloria, quien mandó decorarlo. Dieciocho rosas blancas , por cada año de vida,  ramas de romero, florecillas silvestres  a cada cual más pequeña y más perfecta …eran las preferidas de Esther.  Al lado  una caja enorme con un vestido digno de una princesa que Elvira compró en su último viaje a Paris y que guardó durante años para ese día.  Venía con una carta muy sentimental  de su familia y él mismo Alfredo Kraus, se emocionó cuando Esther se la leyó en el camerino. La princesa de Kapurthala ya era mayor de edad. 

Esther no le dijo a nadie que era su cumpleaños. Se llevaba de maravilla  con su amigo gay, un actor y cantante con el que se reía muchísimo y compartía muchos momentos dentro y fuera del escenario. El actor, al enterarse del día tan importante que era para su amiga , fue de camerino en camerino anunciando; —¡ Quién se apunta al cumpleaños de la mayoría de edad de nuestra compañera y pequeña diva, Esther Barco!, gritaba como una loca. Mañana no hay que madrugar y no tenemos función, vamos a ir a cenar sushi y después a la discoteca de moda. Lo haremos al estilo americano, cada uno pagará su cuenta y entre todos invitaremos a la cumpleañera. Se apuntaron muchísimos.

En el restaurante se sentaron juntos Esther y él gitano. La mujer enfrente . Esther se llevaba muy bien con la directora y su intención no era hacerle daño. El se pasó toda la cena, enseñando a comer a Esther con los palillos japoneses y había momentos,  que cuando nadie miraba, se daban de comer mutuamente. Mientras la directora  hablaba sin parar con todo el mundo menos con su marido. Ella nunca hablaba con el bailarín, le dejaba solo, no le hacía ni caso y desde hacía unos días , dormían  en  habitaciones separadas.  

Si realmente hubiese estado enamorada de él , hubiese intentado frenar la atracción tan fuerte y que veía todo el mundo , que existía entre su marido y Esther. En la discoteca estaban ya todos muy felices del Sake, el vinito, los licores  y las copas de champagne que se habían tomado y se fueron directos a la pista a darlo todo.

 Como si el guion de la  película ya estuviera escrito, Esther salió de la discoteca antes que nadie, quería llegar sola al  hotel. Se metió en el primer taxi y al mismo tiempo entraba por la otra puerta el gitano que había decidido acompañarla para que no fuese sola… Esther llevaba el vestido que le regaló su madre y  realmente parecía la princesa de Kapurthala como la llamaban en casa. Había llegado el momento que XANA tanto evitó. Esa noche Esther por primera vez , sería amada y hechizada por él gitano, encenderían la hoguera de la pasión sin ser conscientes en el callejón donde se metían y de todo lo que les quedaba por vivir. 

Esther Barco, como no podía ser de otra manera, llevaba en su apellido el mar, las aves, el sol, el recuerdo, la tranquilidad, la aventura, el adiós, los peces…

XANA  estaba convencida de que su yerno Angel tenía sangre judía. Desde que recuperó milagrosamente la movilidad y la voz,  le contaba con tono misterioso a Elvira , que desde el periodo del rey Salomón en el S.X a.C. , los judios ya estaban en la Península Ibérica donde permanecieron hasta el final de la Edad Media en el S. XIV,  cuando los Reyes Católicos cometieron el mayor error histórico expulsándolos de España. Barco, Bar en arameo significa hijo de , y  Torrijos , el segundo apellido, el de su madre, era sefardí. Una noche, XANA escuchó cómo le  cantaba a Esther, una nana en ladino, que es el lenguaje que usaban los judios españoles , mientras en su templo, cocinaba un exquisito cordero que desprendía un suave aroma  a clavo, canela, tomillo y miel. El pelo largo hasta la cintura y lleno de ondas naturales de Doña Emilia,  con los ojos mas azules que el mar y su nariz tan personal, demostraba claramente  que podía tener reminiscencia judía. Y es que su marido , el padre de Angel, Don Isidoro, tenía la nariz aguileña y los ojos muy azules. El hermano de Angel, Isidoro, tenía mucha visión e iniciativa para atraer los buenos negocios como los judios. Todos veraneaban siempre en Santander  y allí conoció comiendo ranas de calamar a su mujer, que era dueña del edificio entero que ocupaba una de las esquinas de la Plaza Mayor de Madrid y abajo tenía un pequeño restaurante llamado “ La Joya” que siempre estaba vacío. Isidoro rápidamente se dio cuenta que no había ni un solo restaurante en la Plaza Mayor que vendiera calamares y tuvo la genial idea de traerlos desde Santander, compro una freidora enorme que todo el mundo podía ver desde la calle y empezaron a vender bocadillos de calamares.  A la semana, las colas daban la vuelta a la plaza y empezaron a ganar muchísimo dinero. Se había convertido en el mini restaurante más famoso de Madrid. 

Elvira estaba estaba fascinada con la historia de XANA sobre sus suegros, y  se quedó muy pensativa diciendo en voz alta con su agradable sentido del humor ; —Pues Angel ha heredado solo el color de los ojos y la nariz se la dejado a sus hijos Ismael y Daniel.Esther, desde que tuvo uso de razón, ya empezaba a sentir algo muy profundo por la cultura judía. Admiraba muchísimo su peculiar belleza, su enorme inteligencia , y como crecían rápidamente en los negocios. Pero lo que más le cautivaba era la frase; Jesus Rey de los judios. 

Madrid 1989. Paco Romero, era el profesor de clásico Español mas importante de los estudios Amor de Dios. Esther llevaba ya dos años estudiando con él y había congeniado muy bien con sus padres. Paco estaba muy preocupado, veía en Esther a una figura de la danza y se estaba dando cuenta de la transformación que estaba teniendo tanto física como mental desde su regreso de Barcelona. Inmediatamente habló con Elvira y esa misma tarde fue a comer a su casa para avisarle de lo que esta pasando. 

Después de las clases  Esther se veía a escondidas con él gitano. Ella le esperaba en el bar a que pasara con el coche, y se iban a la casa de campo a sentarse en una mesa de piknick a comer pipas. Cada vez estaban más enamorados y solo querían estar juntos. Esther pensaba que nadie se había dado cuenta de su relación, pero ya en Barcelona al día siguiente del hechizo, toda la compañía les miraba, murmuraban y criticaban. 

Elvira conocía muy bien a su hija, y sabia que cuanto más le prohibiera hacer algo, más lo haría. Intentaría por todos los medios hacerle entender que esa relación no podía llegar a nada bueno. Que aunque se hubiesen separado, llevaban muchos años juntos, y esa mujer estaría llena de celos y rencor. Que los gitanos tenían sus propias costumbres y leyes , que no era gitana y que nunca dejarían que fuese ella misma . Estaba empezando una carrera preciosa y que tenía toda la vida por delante para enamorase de la persona adecuada. Lo que no sabía Esther todavía era la dolorosa noticia que muy pronto recibiría de su enamorado. 

Las envidias que Esther recibía de parte de sus compañeras de baile, llegaron a ser Bullying en toda regla. En clase de flamenco, Esther se trasformaba. Casi toda la ropa de ensayo que se ponía era de color negro . llevaba dos  camisetas una encima de otra, cuanto mas rotas mejor, calentadores de lana de cuerpo entero de tirantes,  dos faldas largas hasta los pies, una de punto de seda de vuelo con cincuenta y siete godés, y otra de caída recta. Se ataba recogiendo desde la cintura hasta las rodillas, un mantón de ganchillo muy antiguo de su tatarabuela XANA y se ponía calentadores en los brazos y un fular grande en el cuello. En muchas clases se ponía una flor natural o una rama de romero . Siempre estaba al lado del guitarrista, que por supuesto se enamoraba de ella inmediatamente y la clase tomaba otro color. El maestro dejaba a Esther encargada de la clase porque se iba a tomar un vinito al diminuto bar de la esquina de la cueva, donde también se reunían con otros tres o cuatro maestros, todos flamencos. Los alumnos , se quedaban encantados con Esther, porque ya demostraba ser una excelente maestra. Las extranjeras estaban tan felices, que no se perdían ni una sola clase, dejaban su país por unos meses para estudiar flamenco y ya no volvían. Algunas llegaban a ser buenas bailaoras y trabajar sobre todo en tablaos. Par ellas, trabajar profesionalmente en una compañía privada de danza, era muy difícil. Se relacionaban con todas las bailaoras en el bar, que era la mejor parte, salían de noche únicamente a lugares donde había espectáculos de flamenco, y llegaban a convertirse en verdaderas amigas. Pero a las españolas profesionales , no les hacía tanta gracia el éxito de Esther. Y Esther por su lado, no tenía necesidad de quedarse después de siete horas de clases de flamenco diarias , en una bar, vestida prácticamente de ir por casa, mendigando trabajo. 

Aun así , la admiración de sus compañeras era evidente y llevarse bien con Esther era fácil. Por lo que salían juntas al teatro a ver espectáculos de danza, siempre se tomaban algo después de las clases en el bar, hablaban de lo guapos que eran algunos flamencos y ya se iban gustando los  unos a los otros. las extranjeras ya salían cada una con un flamenco. Era muy difícil ver a una extranjera sin pareja. Y la mayoría  estaban encantadas en su papel de amante. Esther llevaba su relación en secreto, pero las bailaoras eran más mayores que ella,  muy espabiladas y ya los sabían. 

La virgen del Socorro, que ya estaba de vuelta en Madrid y en su lugar, la maquina de coser,  tenía la aureola con una luz diferente, había que estar atentos, algo iba a suceder. 

Era un sábado de principios de junio y en Madrid hacía un calor insoportable.  Después de la última clase , Esther y sus compañeras se fueron como siempre a tomar una coca cola al bar de al lado “Los Chanquetes “ , se pusieron a  hablar de los gastos tan grandes que suponía vivir en Madrid,  fuera de sus casas y lejos de su familia. Y a Esther que era muy generosa , se le ocurrió la idea de invitar a sus “ amigas” a comer y a bañarse en la piscina de su chalet. Era el plan perfecto para pasar la tarde y no tendrían que gastarse dinero en comer. Elvira y Angel no volvían a casa hasta por la noche . 

La filipina les hizo una fuente de patatas fritas, qué le salían riquísimas y se las tomaron en la piscina. Zumo natural granizado de naranja, sandía y arándanos con unas hamburguesas exquisitas de carne de buey, que todavía seguía trayendo cada Viernes el piloto desde Argentina. La botella de vodka del mini bar,  sin querer se fue metiendo en cada copa del zumo para amenizar la tarde.  El famoso y delicioso arroz con leche de XANA, helado , chocolates., chupitos…Estuvieron viendo videos de danza, de concursos, etc. y pasaron un día tranquilo y muy divertido. 

El lunes siguiente y sin dar ninguna explicación, ninguna de ellas volvió a hablar a Esther, no la miraban a la cara, no le saludaban y si entraban en el bar donde estaba ella , se iban a otro. Esther pensó que le estaban gastando una broma de mal gusto. Después de lo bien que se había portado con ellas,  ¡no entendía nada! . A sus padres no les había regalado nadie nada, ni habían heredado una fortuna. Además ella no tenía la culpa de que su padre trabajara en el estudio  día y noche para mantener a su familia, un chalet y una filipina. Elvira también trabajaba en el hospital, los gastos  eran muchísimos. Pero sobretodo eran unos padres  nobles, buenos y muy comprensivos. 

Esther volvió a casa super triste y muy decepcionada, no quería volver a las clases, ni comer ni ver a nadie. Se encerró en su cuarto y solo dejó entrar a Nina, que le lamía las lágrimas y le ponía la papita encima de su mano, para recordarle que le diese la orden de qué se tumbara en el suelo haciéndose la dormida, le acariciase la barriguita, y así hacerle sonreír. Y la perrita consiguió su objetivo, era inteligente como una persona. Cuando llegaba Elvira de trabajar, no había manera de encontrarla, era tan diminuta, que se escondía en el vestidor dentro de una caja de zapatos que habría ella misma con la patita, para jugar y luego recibir abrazos, mucho cariño , besitos y sonrisas que era lo que gustaba a Nina. 

Elvira le subió a su hija su helado favorito de leche merengada , que después de dos días sin comer, le supo a gloria bendita. Le dijo que tenía que ser muy fuerte y como siempre le calmaba con uno de sus sabios refranes ; — Nena, también hay gente buena en la vida , pero más vale estar solo , que mal acompañado. Ya te hemos dicho tu padre y yo que el ambiente del mundo del espectáculo es muy ingrato. Tu destacas desde muy pequeña, brillas y no pasas desapercibida. Con tal de triunfar, te pondrán la zancadilla para que te caigas y no tendrás amigos. Ahora que has terminado COU, estás a tiempo de decidir si seguir adelante con la danza o empezar a estudiar periodismo, historia del Arte o arquitectura en la universidad. 

En ese momento sonó el teléfono y era de la oficina de Luis Dávila , Luisillo . Uno de los coreógrafos que participó de jurado en el concurso que ganó Esther, ofreciéndole formar parte del elenco de su compañía de danza como bailarina solista , dentro de la ópera “ La Traviata”.Al ser mayor de edad sería la primera vez en firmar un contrato para todo el verano en el extranjero.Esther decidió seguir por el camino que había empezado a labrar desde que tenía cinco añitos y recordó el consejo de su bisabuela ; — No permitas que nada ni nadie, te obliguen a abandonar tus sueños. Elvira le pareció bien la decisión , ella era artista y hubiese decidido lo mismo. Y además era justo lo que necesitaba en esos  momentos para separarse del gitano y olvidar lo sucedido.XANA ya predijo lo mucho que sufriría su nieta con los celos y las envidias. Y esto no había hecho nada más que empezar. 

Italia, Macerata. Teatro Sferisterio. Era el día del ensayo general . Cuando Esther se vio encima del espectacular escenario de estilo neoclásico, inaugurado en el 1829 y diseñado por el  arquitecto Ireneo Aleandri , con capacidad para mas de tres mil personas, se le puso el vello de punta. ¡ Sintió unos nervios en el estómago que se le marcharon en el momento que sonó la musica…estaba en el teatro con mejor acústica de toda Europa. !bailar sola en 90 por 26 metros !con una enorme columnata dórica de 56 columnas que te transportaban a otro mundo, era una gran responsabilidad. Otra gran super producción donde Esther aprendería a pasos agigantados. 

Lo primero que le dieron en el avión , fue el plan de ensayos que tendría nada más llegar. No conocía a casi nadie y se sentó  al lado de la sastra que le hizo sonreír cuando le preguntó al azafato si por favor podía abrir la ventana del avión porque tenía calor. El primer mes, bailarían cada día en la ópera en tres actos de Giuseppe Verdi , “La Traviata”   basada en la novela de Alejandro Dumas, La dama de las camelias . El vestuario era un corsé negro de encaje, con una falda larga dorada y negra , de cinco capas con un vuelo espectacular que pesaba una tonelada. Por las mañanas ensayarían  la ópera de Giacomo Puccini “ Manon Lescaut” de cinco actos y seis escenas, que interpretarían el mes siguiente y donde tenían que llevar unas pelucas de la época blancas y enormes y toda la coreografía era puro ballet. 

Los estudios eran enormes y preciosos y estaban al lado de  los apartamentos donde se hospedaban los veinte bailarines. Esther compartía habitación con una bailarina que le robó su suéter preferido negro de cachemir de cuello alto nada más llegar, diciendo que era de ella , y que se lo había traído de España. Estaba acostumbrada a robar a sus compañeras, era cleptómana y y casualmente muy amiga de la hija del Director. 

Al día siguiente era el estreno y Esther llamó a a XANA para contarle lo que le había pasado. No quería que se lo dijera a Elvira, para que no sufriera por ella. estaba segura que le ponían a propósito compañeras de habitación nuevas para poder robarles y que sabían que se callarían por miedo a ser expulsadas. Esther ocupaba el puesto de una bailarina que había sido expulsada anteriormente por el mismo motivo. Pero lo que ninguna se imaginaba era que esta vez, se enfrentaban a una gran bailarina, con una personalidad muy fuerte que se quejó del robo. Pero eso era sólo el detalle de bienvenida, la venganza se la guardaban para la noche del estreno. 

Esa noche la luna brillaba tanto , que como si fuese un foco de luz, iluminaba el escenario y la magia empezó a apoderase de todos los artistas. A Luisillo, el coreógrafo , le gustaba contar pequeñas historias dentro de otras.

 Esther interpretaba a una bailarina que llega tarde al ensayo general y el director le da una oportunidad. Era un solo de tres minutos y Esther tenía que tener su vestido preparado entre cajas, en el camerino provisional para los cambios rápidos. Ya que bailaba en dos coreografías seguidas.  Esther dejó su vestido preparado, pero cuando llegó el momento de cambiarse, alguien se lo había quitado. Lo que Esther sintió en ese momento, no se puede describir con palabras, sabia que estaba despedida y que al día siguiente volvería a España. Luisillo era muy perfeccionista y un fallo así en una ópera de ese prestigio , no lo iba a consentir. Esther se puso la ropa de ensayo que había dejado allí sin darse cuenta, justo antes de salir al escenario, en vez de llevarla al camerino . Bajo ningún concepto podía salir con el mismo vestuario de la coreografía anterior y salir desnuda no era una opción. Tenía dos minutos de  tiempo, mientras rezaba un padre nuestro,  se armó de valor, salió al escenario y bailo mejor que en los ensayos y con la misma seguridad como  sí llevara el vestido puesto. Brilló como una estrella del firmamento y  las tres mil personas le dieron una ovación al terminar. Luisillo, cuando la vio salir sin el vestido, se quedó paralizado.  La hija del Director y la cleptómana habían quitado el vestido de su sitio para vengarse y hacer daño a Esther. 

El hijo de Luisillo, que llevaba  la oficina,  mandó llamar a Esther para informarle que tenía que regresar a España. Que lo que había pasado no lo podían admitir. Esther le juró llorando, que ella había dejado el vestido en su sitio y que alguien se lo había quitado. Él le pregunto si sabía quién había sido. Dijo que no lo vio, pero le contó que su compañera de habitación le había robado,  justo en el momento que entraba por la puerta el Director. Había quedado tan bien el sólo y al público le gustó tanto, que anunció a su hijo, que la actuación a partir de ese momento  se quedaría  para el resto del contrato así. Y que por lo tanto Esther Barco, seguiría en la compañía. 

Esther pidió un cambio de habitación y recuperar su suéter que apareció milagrosamente esa misma noche en su maleta. 

¡ No te pierdas el próximo capítulo !  Cap.13

 “ A la vuelta de Italia, todos viajan a Valencia , XANA esta malita…”  

El Pez de plata de Prieto Nespereira .

Esther Ponce's experimental Flamenco is ready for the Valencian Director of Tourism to meet

It is very gratifying to have an idea like the experimental Flamenco in Valencia, carry it out and have managed to attract more than 20 foreign clients to Valencia in a short time and without marketing, who have passed through the Flamenco Art Center, and who have not only They learned a lot if not they have returned to their country with a better concept of Valencia.

His experience and approach to flamenco led by Esther Ponce will make you return without hesitation to the city of Turia.

Esther Ponce not only surrounds them with her passion and charisma from the first moment, her professionalism and a very long journey through different countries of the world where she has lived for long periods, she makes them fall in love.

You just have to read the dedications of all the foreigners who write in their precious notebook created for them and that are already adding more and more.

“They also buy semi-professional shoes and a skirt to study with me.” That’s already the best! –
~ Esther Ponce

 The foreigner is used to teaching flamenco very quickly and without discipline, anything goes, any shoe, any skirt, hanging out even parodying and even ridiculing flamenco.

With me if they want to study two private hours which is the minimum, they are given the option of buying or renting the shoes and none of them have thought twice about it to this day.
 
“Being a polyglot, doors just open up to me” –
~ Esther Ponce
 
Definitely the Experimental Flamenco of Esther Ponce has an Angel!

From England, without a doubt the most special Experimental Flamenco we have had at the Flamenco Art Center in these two and a half years.

The Esther Ponce Stylized Flamenco Art Center has been open for two and a half years. El Ángel Every August 28, for Esther’s birthday, a new foreign student gives her a gift and the flamenco toast intensifies.

«The students do not want to miss the opportunity to study with me. When they start to study my technique they are hooked at the first second. Those who play sports and take care of themselves immediately identify with my stretching and feel safer for the rest of the class and those who don’t appreciate it and will surely start practicing it and taking care of themselves forever »
~ Esther Ponce

This year Esther thought that her Angel would be very busy due to the current pandemic situation and also that it would be a coincidence that another year happened.

But to Esther’s surprise it was like that and without doubt the most special flamenco toast for England.

“Discipline is my hallmark and not even the Covid has stopped us” “I have never doubted it and I will only teach classes with a mask”
~ Esther Ponce

After the experience of teaching classes with a mask? A private flamenco class for two hours without stopping, does Esther remember that when she and the student went out into the street they breathed for two seconds as if there were no tomorrow?According to Esther’s recent experience, with the mask you cannot see the total expression of the student, but the eyes also speak and flamenco is also expressed with the body.

With all the safety measures, the student disinfected her shoes, put hydroalcoholic gel on her hands, a temperature control was performed with a non-contact forehead thermometer and the student did not remove her mask during the two hours, only in the changing room that she only used to drink water. 

“Now I can present my Experimental Flamenco to the director of Tourism of Valencia and let him roll with the little ham :)”
 
~ Esther Ponce