Esther Ponce Magazine

LA BAILARINA Y EL DIPLOMÁTICO

BIOGRAFÍA

Tres años llenos de aventuras surrealistas, a un ritmo frenético y de éxito en Los Ángeles , California 

Capítulo 9. Bailo Para Antonio Banderas y una alumna me traiciona​

Llevaba un ritmo  tan frenético, que no se cómo ni cuándo surgió, pero ya estaba bajando del coche en el Beverly Hills Hotel para una entrevista con la productora que organizaba la entrega de premios latinos The Golden Eagle Awards. Para bailar en la entrega del premio al actor español Antonio Banderas. 

Enseguida, mi angelito,  me presento a Marius, cantante de un grupo de Rock, malagueño como Antonio Banderas y con todos mis respetos, mira que Antonio es una belleza española, Latin lover irresistible , pero Marius tenía belleza de principe y con una sonrisa que me dejó totalmente trastornada y ahí es cuando me di cuenta que estaba empezando a recuperar la libido. 

El grupo fusionaba con flamenco y para llevar la percusión y a Marius conmigo a la actuación que haríamos como sorpresa  para Antonio Banderas en la entrega de su premio, eran perfectos. Marius ni siquiera iba a cantar, solo tocaría la guitarra, pero no querían perderse la oportunidad de estar rodeados de gente tan influyente en la industria. Aunque la publicidad es una forma de pago en Los Ángeles y no cobraríamos la actuación. 

Estaba tan emocionada, que esa misma tarde en la clase general de flamenco, se lo contaría a mis alumnas que se alegraron tanto, que luego en nuestro Sushi Place de después de clase, nos  bebimos todo el Sake , me subí a mi escenario, la mesa de la que estaba enamorada, porque era de madera, muy bajita y de 6m cuadrados. Y ya solo pensaba en España cuando les decía a mi familia llorando como una niña, — mamá, ¿te imaginas conocer a Antonio Banderas ? eso si que es difícil me dijo . 

Pues ese sueño ya era una realidad. Ya habíamos ensayado los dos minutos por Bulerías muy flamencos y muy rock. Y yo enamorada del cantante, pues imagínate el fuego que tenía yo dentro y que sacaría delante de miles de personas sentadas a cada cual más importante. Y salir en el libro de dichos premios, como Embajadora del Flamenco, sería un buen  paso en mi CV. 

BUT!  la famosa Envidia entra en acción. 

La reconozco a distancia porque la he sufrido siempre. Desde  muy pequeñita en el colegio y a niveles de bullying en el terreno de la danza. Siempre es la que está más cerca de ti, la que más te admira, la que te sigue como una sombra, y que cuando te aconseja es cuando se le cae la máscara veneciana . 

Esa, volvió a empañar mi zapato de cristal y apareció en mi vida, once again. 

Cuando por la mañana del ansiado día, suena mi teléfono y es la productora, que fríamente, sin dudar y con voz de bicho pero siempre amistosa y como si va a darme un nuevo horario y  no tiene importancia. Me informa que ya no hace falta que me presente esa misma tarde a la entrega de premios porque hay otra   bailarina que lo va a hacer en mi lugar. Porque ella ya va a estar allí actuando con su hermana, que tiene un grupo muy conocido de danzas mexicanas y se ha ofrecido a bailar en tu lugar . Para que todo sea más cómodo y rápido para nosotros. Además dice que ella no necesita como tú músicos en directo y lo va a hacer con la música grabada de los Gypsy  kings, que es lo que te ofrecimos a ti en un principio. Y es cuando tú nos dijiste que eras española, bailarina profesional y que nos habíamos ahorrado el vuelo y el hotel teniendo la suerte de tenerte en LA y que Antonio Banderas se merecía flamenco del bueno en una noche tan especial y que sabría valorarlo. Y viste que no dudamos ni un minuto en decirte que si a todo. 

Pero hemos decidido que va a ser menos lío con ella. Le pregunté que si podía decirme su nombre y automáticamente se me saltaron las lágrimas de rabia e impotencia y llorando con toda mi alma le dije: —y toda  la ilusión, y todo lo que ya hemos pagado como los ensayos de semanas buscando horarios como locos, el vestido que me he hecho para la ocasión, el maquillador, etc, etc , etc. Que pasa con mi familia y la ilusión de ver a su hija triunfando , mis amigos orgullosos apoyándome. Que pasa con mi ilusión , con mi sueño a punto de cumplirse . 

Ponte la mano en el corazón y piensa detenidamente por favor que esa chica da la casualidad que es mi alumna, la que está a punto de traicionarme. 

Ella ha estado en los ensayos, ha escuchado cada día de clase historias sobre mi vestido, mi ilusión, la cena que me han preparado todos los alumnos para celebrar y lo peor es que esa alumna que estudia conmigo 8 horas a la semana con la que pasó mucho tiempo y que pensé que me admiraba , ha escondido que estaría en estos premios para poder traicionarme . 

Esta noche voy a bailar para Antonio Banderas como que me llamo Esther Ponce y al final me lo tendréis que agradecer. Ahora estoy herida y eso me hace más fuerte! Y colgué el teléfono. 

Cuando llegue y vi a mi alumna mexicana en el camerino, me dio miedo, fue capaz de venir a saludarme como si no hubiese hecho nada. 

Pero era mi momento y quería que ella lo sufriera con sus propios ojos. Pero me guardaba la carta . 

Solo quedaban unos premios por entregar y Antonio Banderas personalmente entró en la sala de espera y dirigiéndose a la productora informó en voz alta : — Siento enormemente tener que dar esta noticia; ya me han contado que lleváis aquí desde esta mañana trabajando intensamente para que todo salga a la perfección, pero llevamos dos horas de retraso y como algunos sabéis, Melany está llegando de La India al aeropuerto y tengo que ir a recogerla. 

Por lo que aquí estoy, lo he intentado pero lamentablemente no podré recoger el premio. 

En ese momento la historia surrealista volvía a aparecer en mi vida como pesadilla real ….Cuando vi la cara de todos los periodistas mirándose unos a otros porque se quedaban sin la foto del año, la productora que lo daba ya todo por perdido, también sin su fotón en su revista maravillosa para el año siguiente, todos con las caras pálidas y sin saber que decir. Mi alumna viviendo el final feliz de su maléfica trama. 

Que de repente sin darme cuenta y evitando por todos los medios el triste final, que me perseguía y ya era mi segunda piel. 

Que dije en voz alta: — Antonio!, todo el mundo se cayó, mi voz se oyó hasta en España y la productora se acercaba lentamente a mi junto con los guardaespaldas preparándose por si acaso. 

Tú llegas tarde al aeropuerto pero yo he viajado desde Madrid solo para bailarte a ti. Hemos ensayado con esfuerzo dos minutos por bulerías con olor a tu tierra, Málaga, y cuando lo escuches y me veas bailar se te van a caer dos lágrimas y tendrás algo pasional y entrañable que contar a tu mujer esta noche. Estoy segura que Melany Griffith lo va a entender. 

Y para empezar cuanto antes, sugiero a la productora posponer para el final el grupo de danzas mexicanas que  viene ahora y que dura una eternidad. 

Cuando el mismísimo Antonio Banderas, me miro a los ojos y me dijo que no solo se iba a quedar si no que se subiría al escenario con nosotros a dar palmas. Yo le dije sonriendo y con el corazón a cien , que lo de dar palmas mejor que no, que el compás iba muy rápido y que incluso algunos profesionales no podrían llevar mi ritmo. 

A lo que Antonio Banderas le encanto mi contestación , se sintió más orgulloso todavía de la decisión de quedarse a la entrega del premio, que añadió con su característico sentido del humor, —Esther Ponce te llamas ¿verdad ?, No te olvides que cuando terminemos que me voy volando, quiero hacerme una foto con la española. 

Enseguida la productora se puso a mis órdenes , los periodistas pendientes de mi para la foto del año, todos querían estar a mi lado, Antonio pidió la silla para sentarse entre el guitarrista y el Cajón y yo le recordé, que las palmas mejor no, porque se emocionó y se puso a tocar las palmas y a ese ritmo si no lo haces bien y con los acentos, quedaríamos fatal y encima grabado. 

Mi alumna fue la que al final se quedó sin bailar. Terminaron tan tarde que ya no había tiempo. También influyó que yo pasé a ser un poco importante y escucharon mis sugerencias… 

Con Antonio Banderas después de la entrega de premios.

¡NO TE PIERDAS EL CAPÍTULO 10!

Fin de Año, un arquitecto construye para mi, un escenario en su mansión de Bel Air.

Esther Ponce's experimental Flamenco is ready for the Valencian Director of Tourism to meet

It is very gratifying to have an idea like the experimental Flamenco in Valencia, carry it out and have managed to attract more than 20 foreign clients to Valencia in a short time and without marketing, who have passed through the Flamenco Art Center, and who have not only They learned a lot if not they have returned to their country with a better concept of Valencia.

His experience and approach to flamenco led by Esther Ponce will make you return without hesitation to the city of Turia.

Esther Ponce not only surrounds them with her passion and charisma from the first moment, her professionalism and a very long journey through different countries of the world where she has lived for long periods, she makes them fall in love.

You just have to read the dedications of all the foreigners who write in their precious notebook created for them and that are already adding more and more.

“They also buy semi-professional shoes and a skirt to study with me.” That’s already the best! –
~ Esther Ponce

 The foreigner is used to teaching flamenco very quickly and without discipline, anything goes, any shoe, any skirt, hanging out even parodying and even ridiculing flamenco.

With me if they want to study two private hours which is the minimum, they are given the option of buying or renting the shoes and none of them have thought twice about it to this day.
 
“Being a polyglot, doors just open up to me” –
~ Esther Ponce
 
Definitely the Experimental Flamenco of Esther Ponce has an Angel!

From England, without a doubt the most special Experimental Flamenco we have had at the Flamenco Art Center in these two and a half years.

The Esther Ponce Stylized Flamenco Art Center has been open for two and a half years. El Ángel Every August 28, for Esther’s birthday, a new foreign student gives her a gift and the flamenco toast intensifies.

«The students do not want to miss the opportunity to study with me. When they start to study my technique they are hooked at the first second. Those who play sports and take care of themselves immediately identify with my stretching and feel safer for the rest of the class and those who don’t appreciate it and will surely start practicing it and taking care of themselves forever »
~ Esther Ponce

This year Esther thought that her Angel would be very busy due to the current pandemic situation and also that it would be a coincidence that another year happened.

But to Esther’s surprise it was like that and without doubt the most special flamenco toast for England.

“Discipline is my hallmark and not even the Covid has stopped us” “I have never doubted it and I will only teach classes with a mask”
~ Esther Ponce

After the experience of teaching classes with a mask? A private flamenco class for two hours without stopping, does Esther remember that when she and the student went out into the street they breathed for two seconds as if there were no tomorrow?According to Esther’s recent experience, with the mask you cannot see the total expression of the student, but the eyes also speak and flamenco is also expressed with the body.

With all the safety measures, the student disinfected her shoes, put hydroalcoholic gel on her hands, a temperature control was performed with a non-contact forehead thermometer and the student did not remove her mask during the two hours, only in the changing room that she only used to drink water. 

“Now I can present my Experimental Flamenco to the director of Tourism of Valencia and let him roll with the little ham :)”
 
~ Esther Ponce