Esther Ponce Magazine

LA BAILARINA Y EL DIPLOMÁTICO

BIOGRAFÍA

Tres años llenos de aventuras surrealistas, a un ritmo frenético y de éxito en Los Ángeles , California 

Cap. 8. Mi noche de pasión con Curro Jiménez

La fiesta del Cine Español en la residencia  del Cónsul , fue como un jarro de agua fría en la cabeza que te despierta al instante, a la vez que te molesta por un momento y luego ya se te pasa y te integras y erres agradecida  con el Consul por su apoyo y por estar en la piscina más alucinante que había visto en su mansión de Beverly Hills. Mientras su mujer, una modelo alemana que le sacaba dos cabezas, con la bandera de EE.UU enrollada en el pelo, dos yogurines modelos que le seguían  a todas partes y la botella de champagne directamente en la mano. La copa para ella era ya aburrida y así bebía más y todo el tiempo. Así recibía la mujer del Consul a los invitados en la puerta. 

La sensación de estoy atrapada en LA y America y yo, estamos On Fire ! te crea una nueva personalidad. 

El Cónsul, estaba encantado conmigo en la fiesta presentándome a personalidades como El director de cine Alex de la Iglesia, Santiago Segura, que me cayó fatal, después de decirle que estaba muy delgado y contestarme con ese humor frio de, todo lo sé ; — lo que estoy es menos gordo. 

Enseguida mire sus cuatro pelos, su barriga todavía menos gorda, lo bajito que era , y solo me hizo falta mirar al Cónsul cual diva, donde él era ya un experto en ese terreno y quien me salvó  cogiéndome disimuladamente de la mano, y mientras me servía otra copa de champagne sonriendo todo el tiempo, tan atractivo, con su pelo largo y gris que eso  me vuelve loca, pero un poco bajito para mi, por lo que estaba salvada de cometer un error. 

Me dijo que cuando viniera mi padre a visitarme a LA , se lo dejase saber, para organizar una paella en la Mansión. 

¡Cuando de repente aparece Curro Jiménez ! El protagonista de la serie de TV más famosa de España de la que estábamos todas enamoradas. Yo llegue a pegar de pequeña y muy fuerte a mi prima por soñar con él, de lo celosa que me puse y ¡era un solo un sueño! 

—Te voy a presentar al El actor español Sancho Gracia, dijo el Cónsul. Yo normalmente saludaba dando la mano aunque fuésemos españoles, pero a Mi Curro Jiménez le di cuatro besos con toda mi alma , como si estuviésemos en Paris. 

El Consul, empezó a darle su pequeño discurso sobre mi, mientras yo le miraba y le imaginaba rescatándome en su Caballo árabe  de pura raza …Esther Ponce es una gran artista, tan joven y recién llegada prácticamente a LA y sin ayuda institucional , ya ha revolucionado las clases de flamenco en la ciudad y lo que más me divierte y capta mi atención., es que dice que va a tener que venir su madre de España a llevarse los dólares en un moño italiano. Esta niña es muy inteligente y se merece y conseguirá todo lo que se proponga. Es un gran ejemplo de superación y además es guapísima, lo tiene todo. 

Sintiéndolo mucho, el Cónsul ya no existió para mi en toda la noche y se despidió con su inconfundible voz de actor de la saga de los Dicenta. 

Curro Jiménez, se acercó a un jarrón de rosas Rojas y me dio una. Yo no me lo creía, estaba como soñando. 

Sancho Gracia ya tenía sus 60 años. Pero seguía igual de atractivo, con su sonrisa tan apasionada, sus ojos eran fuego y su voz y su saber., me ponían a 1000 por hora. 

A mi me encanta ponerme flores naturales en el pelo, y mientras levantaba los brazos para ponerme la rosa, Curro Jiménez me miro  y me pregunto si me había dado cuenta de los dos lunares que tenía al lado de cada axila y Justo en el mismo sitio. Le dije que no. las bailarinas nos miramos continuamente al espejo con los brazos en alto, pero nunca le di importancia a ese detalle. Y me dijo que se tenía que marchar a otra fiesta, pero que esos lunares se los iba a comer. Me sacaba más de 30 años pero le seguí el juego. 

Buscamos al Cónsul para despedirnos , y es cuando vimos “ in situ”  la última escena de la película: La mujer del cónsul, con otra botella en la mano subiendo las escaleras hacia su dormitorio, con sus dos modelos sujetándole mientras se balanceaba y el Cónsul de España tirado durmiendo en una banca de la entrada. 

Recorrimos varias fiestas a cada cual más extravagante, donde conocí a mucha gente muy interesante y como decía mi madre, nena, tú siempre coge tarjetas. 

Al final,  terminamos casi al amanecer todos en el hotel y a escondidas nos pudimos escapar juntos a su habitación… Yo era libre como el viento, él parecía que también. 

En un momento desde la terraza llamé a mi prima confidente en España que por el cambio de horario eran las ocho de la tarde, quien me aconsejo: — Por favor Esther, ten mucho cuidado que contigo le puede dar un ataque al corazón y no queremos verte en la noticias …

Decidí salir de la habitación y cruzar el lobby suponiendo que nadie conocido me vería, ya que estarían todos  durmiendo. Pues no, ahí estaban, todos sentados en el enorme sofá y cada uno de ellos me vieron cruzar la pasarela con la misma ropa y todavía con la rosa en la cabeza. 

¡NO TE PIERDAS EL CAPÍTULO 9!

Bailo PAra Antonio Banderas y una alumna me traiciona

Con Currro Jimenez en la fiesta del cine Español.

Con la luz del alba

rosas en mi pelo

jazmín en tu boca

miel y caramelo

con una mirada

se tu pensamiento

 

Esther Ponce's experimental Flamenco is ready for the Valencian Director of Tourism to meet

It is very gratifying to have an idea like the experimental Flamenco in Valencia, carry it out and have managed to attract more than 20 foreign clients to Valencia in a short time and without marketing, who have passed through the Flamenco Art Center, and who have not only They learned a lot if not they have returned to their country with a better concept of Valencia.

His experience and approach to flamenco led by Esther Ponce will make you return without hesitation to the city of Turia.

Esther Ponce not only surrounds them with her passion and charisma from the first moment, her professionalism and a very long journey through different countries of the world where she has lived for long periods, she makes them fall in love.

You just have to read the dedications of all the foreigners who write in their precious notebook created for them and that are already adding more and more.

“They also buy semi-professional shoes and a skirt to study with me.” That’s already the best! –
~ Esther Ponce

 The foreigner is used to teaching flamenco very quickly and without discipline, anything goes, any shoe, any skirt, hanging out even parodying and even ridiculing flamenco.

With me if they want to study two private hours which is the minimum, they are given the option of buying or renting the shoes and none of them have thought twice about it to this day.
 
“Being a polyglot, doors just open up to me” –
~ Esther Ponce
 
Definitely the Experimental Flamenco of Esther Ponce has an Angel!

From England, without a doubt the most special Experimental Flamenco we have had at the Flamenco Art Center in these two and a half years.

The Esther Ponce Stylized Flamenco Art Center has been open for two and a half years. El Ángel Every August 28, for Esther’s birthday, a new foreign student gives her a gift and the flamenco toast intensifies.

«The students do not want to miss the opportunity to study with me. When they start to study my technique they are hooked at the first second. Those who play sports and take care of themselves immediately identify with my stretching and feel safer for the rest of the class and those who don’t appreciate it and will surely start practicing it and taking care of themselves forever »
~ Esther Ponce

This year Esther thought that her Angel would be very busy due to the current pandemic situation and also that it would be a coincidence that another year happened.

But to Esther’s surprise it was like that and without doubt the most special flamenco toast for England.

“Discipline is my hallmark and not even the Covid has stopped us” “I have never doubted it and I will only teach classes with a mask”
~ Esther Ponce

After the experience of teaching classes with a mask? A private flamenco class for two hours without stopping, does Esther remember that when she and the student went out into the street they breathed for two seconds as if there were no tomorrow?According to Esther’s recent experience, with the mask you cannot see the total expression of the student, but the eyes also speak and flamenco is also expressed with the body.

With all the safety measures, the student disinfected her shoes, put hydroalcoholic gel on her hands, a temperature control was performed with a non-contact forehead thermometer and the student did not remove her mask during the two hours, only in the changing room that she only used to drink water. 

“Now I can present my Experimental Flamenco to the director of Tourism of Valencia and let him roll with the little ham :)”
 
~ Esther Ponce