Esther Ponce Magazine

LA BAILARINA Y EL DIPLOMÁTICO

AUTOBIOGRAFÍA

Tres años llenos de aventuras surrealistas, a un ritmo frenético y de éxito en Los Ángeles , California 

“De fiesta por L.A. con Rafael Amargo recordando viejos tiempos…la noticia que me esperaba cambiaría mi vida. ”

En mi último viaje a España, invité a María que coincidió que también estaba en Madrid, a los premios de la Música que se celebraban en el Teatro Real. Tenía dos entradas que me dio el periodista Alfonso Eduardo Perez Orozco. Una vez más María demostró tenerme envidia ,cuando en el ascensor en el que íbamos el periodista, su amigo, y nosotras dos, en voz alta y clara hizo el comentario de que el vestido que llevaba , ya me lo había puesto en la cena que ofreció el Presidente del Gobierno José María Aznar en los Angeles. Ella no pudo esperar a decírmelo en privado porque la envidia se lo impidió  y Alfonso, que se dio cuenta , dijo que era tan bonito y que me quedaba tan bien, que era normal que me lo pusiera más veces. Cómo ya la conocía no me afectaba mucho y como decía mi madre; —No hay mayor desprecio, que no hacer aprecio. Después de la entrega de premios, los invitados pasamos al cóctel que ofrecieron en la terraza del salón Falla, con vistas espectaculares al Palacio Real y los jardines de la Plaza de Oriente. Aunque yo he crecido en La Piovera, urbanización de al lado del Parque Conde de Orgaz, El Palacio Real formaba parte de mi infancia, ya que cada Domingo íba a pasar el día con mis primas en casa del hermano de mi padre y mi tía, que vivían justo enfrente. El mejor momento fue cuando conocí en persona a Bebo Valdés , me quedé mirándole y escuchándole totalmente alucinada y justo en ese momento volví a reencontrarme después de muchos años con el bailarín Rafael Amargo,  que lo primero que me dijo era que parecía una princesa rusa y que se había enterado que vivía en Los Angeles, que le diese mi número de teléfono porque en una semana viajara allí para una sesión de fotos y quería invitarme.

Había terminado una clase privada con una alumna que llevaba estudiando conmigo desde mi llegada a LA y era increíble ver el nivel tal alto que ya tenía y también era perfecto para mí porque podíamos calentar juntas a un ritmo de profesional …cuando sonó el móvil, y era Rafael Amargo que ya estaba en LA, y quería quedar  esa misma noche para cenar.
Entre la preparación del Festival y después con tanto viaje, tuve que dejar las clases  y cuando quise retomar la general, ya no fue lo mismo. Fueron tantos años seguidos y tan intensos de clases particulares ,que mis alumnas ya habían adquirido conmigo una técnica tan perfecta ,que no podían estudiar con ningún profesor , porque sabían más que ellos. Por lo que casi todas dejaron de tomar clases , unas  se mudaron a otra ciudad, otras formaron una familia y alguna empezó a impartir clases con la técnica Esther Ponce. Por lo que únicamente impartía clase particulares que me permitían horarios mas flexibles. En ese momento enseñaba a Toni Basil, una cantante que se hizo muy famosa en LA  con la canción Hi Mickey! Era super divertida y amaba el flamenco. En esos momentos tendría unos 60 años , aunque decía que tenia 50 y siempre llevaba un turbante donde las malas lenguas decían, que ahí  escondía las cicatrices de sus operaciones quirúrgicas. 

Quedamos en un restaurante cerca de la peluquería de un amigo de Rafael , era español, guapísimo, gay y estilista de muchos famosos. En seguida que me vio, se lanzó a tocarme el pelo y me dijo que con tanto moño, no dejaba respirar al pelo, que me faltaba hidratación en mis rizos y quería hacerme unas mechas rubias para cambiar de look. Rafa no se acordaba de que yo era Mariliendres ,y  que me enamoraba de los gays sabiendo que no tenia nada que hacer y se empezó a reír diciendo que no había cambiado nada y que el éxito de LA m sentaba divinamente. El estilista, al que ya no hacíamos ni caso, se fue y Rafa y yo, empezamos a recordar cómo nos conocimos en Madrid… Rafael Hernandez que era su nombre, llegó a Madrid desde Granada, su tierra natal, sin conocer prácticamente a nadie. Y cómo todos los andaluces que se quieren abrir camino en el mundo del flamenco, tienen que estudiar en los míticos estudios de flamenco de Amor de Dios. Aunque yo solo tenía 5 años más que Rafael, llevaba ya desde muy pequeña dedicada a la danza, había  trabajado en las mejores compañías de flamenco y recorrido mucho mundo. Y en esos momentos estaba como profesora en Amor de Dios. Ese día me había llevado a los estudios un capazo redondo de mimbre con dos de los cachorrillos que había parido mi caniche “Lola” y me daba mucha pena dejarlos en casa. Eran preciosos, “Farruco” gris y “Chungi” blanca. Rafael estaba buscando maestros con los que estudiar y cuándo me vio salir del estudio con el capazo en la cadera , me dijo ;— ¿Tú sabias que tienes una estrella pintada en la frente? Y ya no se separo de mí en todo el día. Esa noche hasta se quedó a dormir en mi casa, era como decimos en España un trepa y tenía un don de gentes muy especial  y a mi nana ,la filipina que trabajaba en mi casa, se la metió en el bolsillo y le preparó su cena y su desayuno favorito.

Y así se enteró de toda mi vida; de que estaba trabajando con la compañía del coreógrafo y bailarín Antonio canales, de que había quedado finalista en el Festival de la canción de Benidorm y de la obra que estaba preparando para presentarme al Certamen de Coreografía en el teatro Albéniz de Madrid, que se llamaba Callejón Oscuro. Trataba de una mujer que es maltratada delante de su hija pequeña por su marido a causa de su adición a la heroína. Y le ofrecí a Rafael interpretar a mi marido , aunque tendría que estudiar y ensayar mucho para estar a la altura, pero lo consiguió. Y así fue como gracias a mí , se subió por primera vez como profesional a un escenario en la capital de España…

Rafael ya se había hecho muy famoso y estaba muy agradecido conmigo por la oportunidad que le di y quería compensarme. Estaba preparando un programa para la uno de TV Española en la que sería el presentador e invitaría a figuras importantes de la danza y me ofreció bailar con el cantaor Jose Soto El Sorderita, y luego unirme al fin de fiesta junto al bailaor Antonio Canales, al que yo misma le presente recién llegado a Madrid. Yo sería también super famosa si me hubiese prostituido y seguido los pasos de Rafael, pero gracias a Dios no me hacia falta.
Terminamos todo el sushi y toda la Sapporo , mi cerveza preferida y nos fuimos a una fiesta de esas que mejor no contar los detalles porque iríamos todos a la cárcel.
Rafael desapareció durante un buen rato y cuando volvió era otra persona, estaba como flotando, rodeado de hijos de famosos de la jet set y las pupilas se le salían de los ojos. Le dije que me iba a marchar , que eran ya las 5 de la madrugada , pero me dijo que esperara por favor , que se quería despedir de un amigo muy especial del que estaba locamente enamorado , pero que no era correspondido y estaba sufriendo mucho. El estilista me miro y me dijo : — Princesa, vente conmigo a mi casa que me da tiempo hasta de hacerte las mechas , porque si Rafael ha viajado a LA con la excusa de las fotos y solo para verle,  le esperará hasta el fin del mundo. Por lo que me fui a casa del estilista. Tenía la alfombra de la entrada, las sabanas de la cama, las cortinas , el edredón, las maletas y toda su ropa de Louis Vuitton. ¡Me reí muchísimo! no me hice las mechas, pero me persiguió como una loca por toda la casa con el papel de plata…al final llegó Rafael Amargo amargado a las 7 de la mañana y sin ver a su amado.

—¡Otra vez a España! Exclamó mi madre cuando le conté lo del programa de TV. Desde el Festival de Flamenco, me había quedado super delgada y nada mejor que la comida de España para reponerse. Adicta al jamón ibérico de 5 jotas, ya cada vez quería estar más en mi tierra y al lado de mi familia y  parece que el destino así lo quería. Ya era oficial , vivía entre Madrid y LA.

Ya estaba todo preparado en el plató de TV española, el programa se llamaba Carta Blanca. Rafael estaba en el camerino maquillándose  y su mujer le ayudaba con la producción.
Ahí conocí al mejor bailarín de belly dance,  hijo de una política famosa. Era una belleza, super alto, con un cuerpo de escándalo . Trabajaba en las vegas en el Circo del Sol y  por supuesto me enamore de él. Mi madre , que era la mejor manager , me acompañó al plató y mientras grabábamos conoció como siempre a alguien interesante. En este caso era una diseñadora de joyas por lo visto bastante conocida y que también era relaciones públicas de un conocido restaurante de la calle Diego de león, donde iba a celebrar su cumpleaños al que estábamos invitadas. Le contó que después de cenar, bajaríamos al sótano que es donde se celebraría la fiesta y que anteriormente habían sido las oficinas de un banco. Qué estaba super de moda , porque de vez en cuando el Principe de España Felipe VI de Borbón cenaba allí.

Había llegado mi turno, llevaba un traje de seda salvaje de color blanco roto de dos piezas, la de arriba era una corpiño palabra de honor con encaje  y la falda larga hasta los pies ajustada al cuerpo, que no es muy normal en mí para bailar, ya que siempre utilizo mucho vuelo, porque el movimiento de la falda forma parte de mi personalidad como bailarina, con tres volantes grandes de gasa que giraban conmigo y muy flamenca. Bailar el cante por Soleá por Bulerías del Sorderita totalmente improvisado, son las cosas típicas del Amargo, que te ayuda pero que te lo hace pasar mal. Que te pone la alfombra roja para que camines por una camino de espinas y no de rosas.  Rafael sabía muy bien mi calidad artística y me puso delante del toro sin avisar. Tampoco avisó a El Sorderita de que yo iba a salir y cuando empezó a cantar y me vio…su cara de sorpresa está en el video,  pero también su cara de disfrutar hasta el final. Cuando terminamos,  José Soto El Sorderita, me felicitó y me dijo que no se esperaba que la niña que conoció hacia muchos años, se había convertido en una mujer tan guapa y tan buena bailaora,—Ole! Y Ole! Me dijo varias veces..

Después de la grabación que duró todo el día, nos fuimos todos a cenar al barrio de Salamanca a  mi restaurante preferido tailandés, el Thai Garden, un verdadero paraíso. Me tocó sentarme al al lado de la diseñadora de joyas y pude conocerla un poco mejor mejor. Congeniamos super bien y estaba fascinada con la falda que llevaba puesta y que yo misma había diseñado , diciéndome que sería la inspiración para su próxima joya y que me esperaba en su cumpleaños…Si hubiese sabido que ese cumpleaños cambiaria mi vida para siempre…

NO TE PIERDAS ¡EL ULTIMO CAPITULO! CAP. 33

“El DiPlomático ”

Teatro Albeniz de Madrid. Certamen de Coreográfia “Callejón Oscuro”

Mira lo que es la ignorancia,
que esa flamenquita viene y me cuenta lo que le pasa….
 
Esther Ponce's experimental Flamenco is ready for the Valencian Director of Tourism to meet

It is very gratifying to have an idea like the experimental Flamenco in Valencia, carry it out and have managed to attract more than 20 foreign clients to Valencia in a short time and without marketing, who have passed through the Flamenco Art Center, and who have not only They learned a lot if not they have returned to their country with a better concept of Valencia.

His experience and approach to flamenco led by Esther Ponce will make you return without hesitation to the city of Turia.

Esther Ponce not only surrounds them with her passion and charisma from the first moment, her professionalism and a very long journey through different countries of the world where she has lived for long periods, she makes them fall in love.

You just have to read the dedications of all the foreigners who write in their precious notebook created for them and that are already adding more and more.

“They also buy semi-professional shoes and a skirt to study with me.” That’s already the best! –
~ Esther Ponce

 The foreigner is used to teaching flamenco very quickly and without discipline, anything goes, any shoe, any skirt, hanging out even parodying and even ridiculing flamenco.

With me if they want to study two private hours which is the minimum, they are given the option of buying or renting the shoes and none of them have thought twice about it to this day.
 
“Being a polyglot, doors just open up to me” –
~ Esther Ponce
 
Definitely the Experimental Flamenco of Esther Ponce has an Angel!

From England, without a doubt the most special Experimental Flamenco we have had at the Flamenco Art Center in these two and a half years.

The Esther Ponce Stylized Flamenco Art Center has been open for two and a half years. El Ángel Every August 28, for Esther’s birthday, a new foreign student gives her a gift and the flamenco toast intensifies.

«The students do not want to miss the opportunity to study with me. When they start to study my technique they are hooked at the first second. Those who play sports and take care of themselves immediately identify with my stretching and feel safer for the rest of the class and those who don’t appreciate it and will surely start practicing it and taking care of themselves forever »
~ Esther Ponce

This year Esther thought that her Angel would be very busy due to the current pandemic situation and also that it would be a coincidence that another year happened.

But to Esther’s surprise it was like that and without doubt the most special flamenco toast for England.

“Discipline is my hallmark and not even the Covid has stopped us” “I have never doubted it and I will only teach classes with a mask”
~ Esther Ponce

After the experience of teaching classes with a mask? A private flamenco class for two hours without stopping, does Esther remember that when she and the student went out into the street they breathed for two seconds as if there were no tomorrow?According to Esther’s recent experience, with the mask you cannot see the total expression of the student, but the eyes also speak and flamenco is also expressed with the body.

With all the safety measures, the student disinfected her shoes, put hydroalcoholic gel on her hands, a temperature control was performed with a non-contact forehead thermometer and the student did not remove her mask during the two hours, only in the changing room that she only used to drink water. 

“Now I can present my Experimental Flamenco to the director of Tourism of Valencia and let him roll with the little ham :)”
 
~ Esther Ponce