Esther Ponce Magazine

LA BAILARINA Y EL DIPLOMÁTICO

AUTOBIOGRAFÍA

Tres años llenos de aventuras surrealistas, a un ritmo frenético y de éxito en Los Ángeles , California 

“La fiesta de despedida de Flamenco Dreams en la mansión del Director de Turismo ¡Se desborda!.”

Era la última fiesta de Flamenco Dreams en LA y estábamos  todos emocionados y super felices de cómo nos había recibido el público. El DVD lo grabamos el primer día. Yo siempre bailo mejor en el ensayo general, pero recuerdo en medio de mi solo por Martinete , dando mis vueltas de pecho en circulo y a gran velocidad ,como el público empezó a aplaudirme con la misma fuerza y pasión con la que yo interpretaba… eso se llama conectar con todos al mismo tiempo y pasar a un estado de ánimo inexplicable. Esos momentos tan increíbles en el escenario, son los que borran de tu alma el robo de la taquilla, que menos mal que San Gabriel estuvo protegiéndome y el teatro me perdono el alquiler. ¡Pero! Como dice la letra de la Zambra, —tengo una espina clavada dentro de mi pecho….y esa espinita era que después de tanto esfuerzo, también el económico, y  finalmente conseguir hacer realidad un sueño que una noche me iluminó el camino a seguir, me faltó haber podido gozar y disfrutar de cada uno de los 10 músicos en directo en el escenario como me hubiese gustado, de haber estado más relajada y no tan pendiente de todo y así haber improvisado dejándome llevar por la música y lo más importante; haber cantado el tema principal de GILDA como yo escribí en el guion;  Put The Blame On Me boy, en versión flamenca. Y haber demostrado mis dotes de cantante, que para eso quede finalista en el Festival de la canción de Benidorm.  Pero hubo momentos inolvidables que quedaron grabados para la historia. 
 
Uno de los bailaores estaba totalmente enamorado de una actriz española que en esos momentos estaba viviendo en la mansión del Director de la oficina de Turismo de España y su marido. Yo de vez en cuando me acercaba y les decía que no quería cortarles el rollo, pero que el avión a Madrid salía por la mañana y que lo tenia que coger sí o sí. Me había metido mucho en el papel y estaba celosa de que mi marido se fuese con otra. Empece a meterme con ella diciéndole que me parecía muy bien que estuviesen juntos, pero que él estaba bajo mi responsabilidad y se tenia que ir al hotel en la Van con todos. Ella me provocaba y me decía que era ya muy mayor para cuidar de sí mismo y que a qué hora era el vuelo. Yo como si no la escuchara le decía a mi marido; —¡tu te vas con todos!. 
En la terraza de la casa de la casa de montaña que era como la llamaba el escritor, pude darme cuenta que un cantaor se había congelado en una esquina con una chica, la misma con la que salió del camerino del teatro y que no se separaba de ella ni para ir al baño. En la cocina, el violinista le daba de comer tarta a la hija de 22 años de uno de los Directivos de la Warner. Los guitarristas como atontados tocando rumbas para las modelos que bailaban algunas ya con el sujetador en la mano, el hermano del torero, el manager, de grupo en grupo y sin parar de hablar con inglés de Málaga y hacer contactos, pero nadie le hacia caso. 
Y así cada gánster enamoraba a su seguidora en cada rincón de la mansión. En LA, las mujeres están faltas de amor,  se trabaja mucho y no tienen tiempo para aventuras y mucho menos tan pasionales como las que estaban viviendo desde hacia 5 días. Por lo que estaban todas desatinadas y se juntaron el hambre con las ganas de comer. 
 
Mi alerta volvió a saltar y Sofía y yo trasformadas de inmediato  en Monty y Bandolery, empezamos a planear como era ya costumbre, nuestro plan B, C, D y hasta que llegamos a la F que era precisamente lo que todos querían. 
Esta vez con mis dotes de actriz, me subí en la mesa de madera del centro del salón como si fuese a hacer un zapateado y aprovechando mi speech de agradecimiento a la oficina de Turismo, usé el plan B Y anuncié en voz muy alta y lo más clara posible que el Champagne me dejaba,  que nos habían preparado una despedida en el Biltmore Hotel donde nos hospedábamos y que estaban todos invitados, y de esa manera tenerlos controlados a todos. Pero provocó el efecto contrario y algunos gánsters aprovecharon el movimiento para escaparse con sus fans y no volver al hotel. Una vez más nos vimos en la situación de no dormir ,pero ese avión tenia que salir con Flamenco Dreams al completo o hubiese sido la ruina. 
 
Sofia y yo abrimos el bar del hotel clandestinamente y nos quedamos en el bar bebiendo y charlando bajito con todos los que nos siguieron , para anestesiarnos y no sentir el dolor de la espera y seguir brindando cómo Rita Hayworth y Ava Gardner por el éxito que habíamos tenido y pensando ya en The Second Annual los Angeles Flamenco Festival. 
Cada vez que llegaba un músico era todo un acontecimiento en el bar, los invitados les habían visto en el escenario y ahora les veían llegar a las 5 de la madrugada con cara de asombro por el show que jamas esperaban encontrar. Estaba claro que cada uno sabia su responsabilidad y eran artistas ya consagrados como para regañarlos como a niños, pero el buen flamenco también tiene ese riesgo. Por eso yo nunca encontré a un buen manager. Nadie quería lidiar con flamencos y yo siempre había llevado gitanos puros en mi compañía, porque con ellos tenia asegurado el compás, el soniquete y el poder improvisar, qué es lo que llevaba haciendo durante toda mi carrera. Poco después en uno de mis viajes de ida y vuelta a Madrid esta vez con Paul ,cenando en un tablao flamenco,  estuvimos charlando con el único manager que se atrevía a llevar flamencos famosos. Quien por cierto, en Merida, después de actuar en el Teatro Romano, se presentó en mi habitación a las 3 de la mañana junto con el bailarín y coreógrafo super reconocido al que él  representaba, ofreciéndome firmar un contrato para una gira con mi propia compañía ,pero tenía que salir en la revista Interviú con la falda de flamenco levantada de manera que se me viera sin ropa interior. Me dijeron que si no lo firmaba se lo ofrecerían a la bailaora Sara Baras. Parecía una broma pero era real, por supuesto no firmé y me quede sin gira. ¡Ahora sería super famosa! pero era más importante no faltarle el respeto a mi abuelo General del Ejercito, a mi padre, a toda mi familia y a mí misma. 
El manager parecía super interesado en representar Flamenco Dreams, sabia que el elenco era una bomba y que llenaría los escenarios. Yo, que ya era una Business Woman le había hablado de negocios y estaba encantado. La pena fue cuando salimos del tablao despidiéndonos en la puerta y nos despertamos de golpe viendo la incomoda y bien merecida situación por la que pasaba el manager mientras discutía seguramente como todos los días , con el camarero recriminándole que tenia que pagar las numerosas consumiciones suyas y a las que había invitado. Paul inmediatamente me miro y me dijo; — Tú eres Esther Ponce y no puedes permitirte llevar a un impresentable como este tipo, tu te mueves en un ambiente diplomático, te respetan y seria un gran error. 
 
Seguíamos en el bar del hotel , quedaban unas horas para el vuelo Los Angeles – Madrid y habían llegado ya todos los músicos menos mi marido. Ava y yo nos fuimos a dormir por lo menos 15 de ellos volarían a Madrid. Paul se quedó esperando con la esperanza de llevar al aeropuerto a los 16 que estaban en la lista. Pero él bailaor nunca llegó al hotel y se presentó en el aeropuerto ante la mirada atenta de 15 gánsters con resaca, gafas de sol y pelos de punta .Yo no pude dormir hasta que no salió el vuelo con todos en el avión. 

¡NO TE PIERDAS EL CAPÍTULO 24!

“Han llegado los Grammy Awards, recojo a Diego el Cigala del aeropuerto y nos volvemos inseparables… todos piensan que soy su manager.”

Con el Bailaor José Maya

Con Pepe Luis Habichuela el gánster que se tubo que inyectar  cortisona de madrugada.

Mi Marido.

Esther Ponce's experimental Flamenco is ready for the Valencian Director of Tourism to meet

It is very gratifying to have an idea like the experimental Flamenco in Valencia, carry it out and have managed to attract more than 20 foreign clients to Valencia in a short time and without marketing, who have passed through the Flamenco Art Center, and who have not only They learned a lot if not they have returned to their country with a better concept of Valencia.

His experience and approach to flamenco led by Esther Ponce will make you return without hesitation to the city of Turia.

Esther Ponce not only surrounds them with her passion and charisma from the first moment, her professionalism and a very long journey through different countries of the world where she has lived for long periods, she makes them fall in love.

You just have to read the dedications of all the foreigners who write in their precious notebook created for them and that are already adding more and more.

“They also buy semi-professional shoes and a skirt to study with me.” That’s already the best! –
~ Esther Ponce

 The foreigner is used to teaching flamenco very quickly and without discipline, anything goes, any shoe, any skirt, hanging out even parodying and even ridiculing flamenco.

With me if they want to study two private hours which is the minimum, they are given the option of buying or renting the shoes and none of them have thought twice about it to this day.
 
“Being a polyglot, doors just open up to me” –
~ Esther Ponce
 
Definitely the Experimental Flamenco of Esther Ponce has an Angel!

From England, without a doubt the most special Experimental Flamenco we have had at the Flamenco Art Center in these two and a half years.

The Esther Ponce Stylized Flamenco Art Center has been open for two and a half years. El Ángel Every August 28, for Esther’s birthday, a new foreign student gives her a gift and the flamenco toast intensifies.

«The students do not want to miss the opportunity to study with me. When they start to study my technique they are hooked at the first second. Those who play sports and take care of themselves immediately identify with my stretching and feel safer for the rest of the class and those who don’t appreciate it and will surely start practicing it and taking care of themselves forever »
~ Esther Ponce

This year Esther thought that her Angel would be very busy due to the current pandemic situation and also that it would be a coincidence that another year happened.

But to Esther’s surprise it was like that and without doubt the most special flamenco toast for England.

“Discipline is my hallmark and not even the Covid has stopped us” “I have never doubted it and I will only teach classes with a mask”
~ Esther Ponce

After the experience of teaching classes with a mask? A private flamenco class for two hours without stopping, does Esther remember that when she and the student went out into the street they breathed for two seconds as if there were no tomorrow?According to Esther’s recent experience, with the mask you cannot see the total expression of the student, but the eyes also speak and flamenco is also expressed with the body.

With all the safety measures, the student disinfected her shoes, put hydroalcoholic gel on her hands, a temperature control was performed with a non-contact forehead thermometer and the student did not remove her mask during the two hours, only in the changing room that she only used to drink water. 

“Now I can present my Experimental Flamenco to the director of Tourism of Valencia and let him roll with the little ham :)”
 
~ Esther Ponce