Esther Ponce Magazine

LA BAILARINA Y EL DIPLOMÁTICO

BIOGRAFÍA

Tres años llenos de aventuras surrealistas, a un ritmo frenético y de éxito en Los Ángeles , California 

Atrapada en una Limousine con dos policías que solo llevaban de ropa la pistola

Era el cumpleaños de Yelena Aguilar y nos había  invitado a la modelo, la presentadora de Univisión y a mi a comer. Nos recogió a cada una la limousine en la que luego seguiría la fiesta durante toda la tarde hasta finalizar en la súper cena que daría Yelena en su mansión de Los Feliz. 

En la comida éramos solo nosotras y el marido de Yelena, lo cual me sorprendió bastante que fuese el único hombre. 

La idea de recorrer la ciudad de LA en limousine estaba bien porque con tantas clases no tenía mucho tiempo de hacer turismo. Le pregunté a Yelena cuánto duraría el recorrido ya que debería de estar de vuelta en la escuela antes de las 8pm que empezaban mi clase de flamenco. Con su gran sonrisa, esta vez con un toque más travieso de lo normal, me dijo que no me preocupara por nada que me dejarían a tiempo para mi clase en Olympic Blvd. 

Nos íbamos alejando cada vez más de la ciudad y las botellas frías de champagne volaban . El marido de Yelena se sentó presidiendo ocupando los dos asientos traseros con las piernas abiertas y súper cómodo como si fuese a ver un show. Priscilla que también tenía obligaciones que atender y yo, son sentamos en el lateral y sin beber comentábamos entre risas nerviosas que estarían tramsndo Yelena y la presentadora de TV sentadas enfrente de él . 

Hicimos la primera parada en una gasolinera de Santa Barbara a una hora y media de L.A. Yo ya estaba empezando a ponerme nerviosa , según mis cálculos, sólo podríamos estar parados 30m y volver a la ciudad a tiempo para la clase. Llamé a Paul quien me ofreció ir a buscarme pero le dije que no se preocupara que confiaba en llegar a tiempo. 

Cuando me di cuenta el marido de Yelena se había bajado de la limousine y tardaba en volver, seguramente no volvería y me sentí súper bien porque no me hacía mucha gracia su presencia. Cuando de repente vuelve a entrar con la cara súper seria diciendo que teníamos un gran problema, que unos policías nos llevaban siguiendo durante una hora y habían visto que llevábamos una cantidad de alcohol que supera los límites y que iban a entrar a inspeccionar la limosina. Yo me lo creí totalmente y me bebí una copa de champagne de golpe porque esto ya si que superaba los límites pero del surrealismo. Priscilla empezó a guardar la María que llevaba y a echar colonia para el olor y lo único que hizo fue empeorarlo. 

Yelena estaba súper tranquila y pidió al chofer que bajara el cristal ahumado de privacidad. Su marido se sentó en su sitio dejando espacio a los dos policías que entraron y que cerraron la puerta mientras decían : — Sabéis que estáis incumpliendo la ley y vamos a tener que arrestaros. ¡Yo estaba flipando! Sin dejar de mirar la película y Priscilla tenía cara de creo que voy a volver a sacar la María mientras llenaba las copas de todos. Un policía se acercó a la presentadora y le esposó las manos por detrás del cuerpo , el otro  le dijo a Yelena que por favor se sentase al lado de su marido para tomarles declaración mientras se desnudaban poco a poco dando tirones de la ropa falsa pegada con Velcro y es cuando te das cuenta de  que es el regalo hortera de cumpleaños del marido de Yelena que junto a ella disfrutarían del show. El policía ya solo con las pistolas empezó a desnudar a la presentadora, mientras el otro policía después de hacer confesar a Yelena se la llevó al lado de su colega y así el marido gordo como un oso se limitaba a mirar . Yo creo que todavía llevaba la flamenca sumisa y puritana muy arraigada a mi piel y a costumbres machistas que me sentía totalmente fuera de lugar y lo peor de todo es que no nos movíamos y ya no llegaba a mi clase y Paul estaba en la escuela ya que era mi alumno, para justificarse y disculparse en mi nombre . 

Era la primera vez en casi dos años que llegaría tarde o faltaría a una clase y tampoco en 15 años como maestra. Me daba asco estar atrapada en una limousine teniendo que ver por cojones las partes íntimas de Yelena 30 años mayor que yo , borracha como una cuba a las 8 de la tarde mientras su marido miraba a las dos con cara de cerdo vicioso. 

Solo me quedaba la opción de beber champagne y mirar únicamente al policía que estaba buenísimo y pensar en Oscar y en los polvos que echábamos en el hotel Biltmore  y que Paul pagaba pensando que estaría yo sola para desconectar , inspirarme y crear la coreografía para clase … así puse fin a nuestros encuentros en el colchón de debajo de la mesa de la oficina del garaje donde comenzó mi descabellada historia de amor. 

Oscar quería ser actor como el resto de jóvenes de LA, estaba muy bien relacionado y era tan atractivo y con tanta personalidad que cada día tenía 3 o 4 castings. Me estaba costando mucho dejarle y él tampoco quería dejar a la “ Bailaora” como él me llamaba con ese acento mexicano que me volvía loca. Era muy amigo del famoso arquitecto Ricardo Bofill  hijo , el que fuera marido de la primogénita de Julio Iglesias ,Chabeli Iglesias y con el que yo congenié súper bien y estuve saliendo un par de veces y manteniendo conversaciones por email tratando de calmarme  y explicándome el porqué no podía quedar sola a cenar con Oscar si no era con la presencia de sus primos y su padre como guardaespaldas y  como buenos mexicanos del gobierno del DF, con su pistola siempre en la chaqueta .  Yo sacaba la conversación de que mi abuelo como General del ejército de tierra en España   , de quien cogí mi apellido artístico , me decía siempre que lo primero que tenía que averiguar era donde estaba la pistola  y su consejo favorito: Vista larga, paso corto y ¡ mala leche! …

Todo tenía que ver con pistolas cuando me despertó la llamada de Paul diciéndome que no había sido capaz de mandar a casa a las 25 alumnas que no podían vivir sin su clase de técnica y coreografía de los jueves y quienes decidieron esperarme incluso algunas que conducían ex professo dos horas y cuarto por trayecto desde san Diego para recibir mis clases. Como lo de ser maestra es nato en mi, mientras regresábamos a LA Paul puso el speaker y yo empecé la clase por tlf. Nunca olvidaré el aplauso que me dieron todos al llegar a las 10pm, Justo la hora que terminaba la clase. Llegué con una sonrisa típica de si bebes no puedes dar “ vueltas de pecho “ e intente devolverles el importe de la clase y despedirme hasta el Lunes. Pero aún así no se querían marchar , por lo que esa clase fue especial,  únicamente por fiesta por Bulerías , hicimos un círculo y aprendieron a improvisar y a expresar su alegría y celebración a través de su cuerpo y el conocimiento que ya tenían del compás, el ritmo y los acentos. 

Después y como de costumbre aunque esta vez mucho más tarde, nos fuimos al Sushi Place y les conté al detalle lo sucedido en la Limousine, sin hablar de mi fantasía erotica con Oscar y así no herir los sentimientos de mis alumnos enamorados. 

Yelena Aguilar me llamó al día siguiente disculpándose por no cumplir con su promesa y  ofreciéndome $ 10.000 por bailar 30m en el cumpleaños esta vez de su marido. Le contesté que yo no bailaba en fiestas privadas y que por favor no me volviese a llamar. 

La mano derecha del famoso realizador y director de TV española el italiano Valerio Lazarov , me aconsejó una vez en su despacho de las Torres Serrano de Madrid, que siempre que pudiese permitirme el lujo de decir que no, lo hiciera. Que ese día mi carrera daría una gran salto hacia el triunfo y el respeto . 

$ 10.000 ya era una cantidad a considerar, pero  seguramente el cumpleañero no se confirmaría con solo verme bailar. Y como gracias a Dios, no paraba de impartir clases generales y privadas y ganaba mucho dinero , pude decir NO. 

Por cierto , también dije que no a bailar en el reconocido Festival de Flamenco de Albuquerque porque no podía dejar a mis alumnas sin sus deseadas clases. Como el Festival se ahorraba el viaje de traerme desde España, me ofrecieron un budget altísimo. Aun así perdería dinero. 

 la directora artística no aceptó muy bien mi respuesta , pero a partir de ese día me miro con más admiración…Así es la vida. 

¡NO TE PIERDAS EL CAPÍTULO 19!

“Billete de ida y vuelta a Madrid después de 2 años sin salir de Los AngELES”

Baby, would you mind touching me?
Ever so slowly,
Your’e making me quiver
Making me feel sexy
Wwhile in the moment

 

Esther Ponce's experimental Flamenco is ready for the Valencian Director of Tourism to meet

It is very gratifying to have an idea like the experimental Flamenco in Valencia, carry it out and have managed to attract more than 20 foreign clients to Valencia in a short time and without marketing, who have passed through the Flamenco Art Center, and who have not only They learned a lot if not they have returned to their country with a better concept of Valencia.

His experience and approach to flamenco led by Esther Ponce will make you return without hesitation to the city of Turia.

Esther Ponce not only surrounds them with her passion and charisma from the first moment, her professionalism and a very long journey through different countries of the world where she has lived for long periods, she makes them fall in love.

You just have to read the dedications of all the foreigners who write in their precious notebook created for them and that are already adding more and more.

“They also buy semi-professional shoes and a skirt to study with me.” That’s already the best! –
~ Esther Ponce

 The foreigner is used to teaching flamenco very quickly and without discipline, anything goes, any shoe, any skirt, hanging out even parodying and even ridiculing flamenco.

With me if they want to study two private hours which is the minimum, they are given the option of buying or renting the shoes and none of them have thought twice about it to this day.
 
“Being a polyglot, doors just open up to me” –
~ Esther Ponce
 
Definitely the Experimental Flamenco of Esther Ponce has an Angel!

From England, without a doubt the most special Experimental Flamenco we have had at the Flamenco Art Center in these two and a half years.

The Esther Ponce Stylized Flamenco Art Center has been open for two and a half years. El Ángel Every August 28, for Esther’s birthday, a new foreign student gives her a gift and the flamenco toast intensifies.

«The students do not want to miss the opportunity to study with me. When they start to study my technique they are hooked at the first second. Those who play sports and take care of themselves immediately identify with my stretching and feel safer for the rest of the class and those who don’t appreciate it and will surely start practicing it and taking care of themselves forever »
~ Esther Ponce

This year Esther thought that her Angel would be very busy due to the current pandemic situation and also that it would be a coincidence that another year happened.

But to Esther’s surprise it was like that and without doubt the most special flamenco toast for England.

“Discipline is my hallmark and not even the Covid has stopped us” “I have never doubted it and I will only teach classes with a mask”
~ Esther Ponce

After the experience of teaching classes with a mask? A private flamenco class for two hours without stopping, does Esther remember that when she and the student went out into the street they breathed for two seconds as if there were no tomorrow?According to Esther’s recent experience, with the mask you cannot see the total expression of the student, but the eyes also speak and flamenco is also expressed with the body.

With all the safety measures, the student disinfected her shoes, put hydroalcoholic gel on her hands, a temperature control was performed with a non-contact forehead thermometer and the student did not remove her mask during the two hours, only in the changing room that she only used to drink water. 

“Now I can present my Experimental Flamenco to the director of Tourism of Valencia and let him roll with the little ham :)”
 
~ Esther Ponce